CNT-AIT

Distribuir contenido
Actualizado: hace 7 mins 17 segs

Anarquismo social, una corriente de futuro

Hace 3 horas 36 mins

Aris Tsioumas es militante en las luchas sociales griegas, Aris nos traslada en el siguiente artículo de esta nueva entrega de la revista Estudios un plan de programa político y expresión organizativa del movimiento anarquista social. Dos compañeros debaten y actualizan ese discurso para nuestro contexto. Ilustración: Crisis Valero.

UNA PASIÓN CONSTRUCTIVA

Ignacio Cardiel | CNT Zaragoza

El anarquismo social, es un concepto útil para diferenciar entre las dos grandes tendencias dentro del anarquismo. Centra su praxis y teoría en la libertad individual relacionada con la igualdad y la ayuda mutua, dentro de la comunidad. La otra tendencia, el anarquismo individualista, el centro de la praxis y la teoría es la autonomía personal frente a la comunidad, aunque esta no sea contraria a la asociación con otras personas. Dentro de esta división teórica, no cabe hablar de un binarismo excluyente ya que existen multitud de matices, pero si puede establecerse una diferenciación práctico-política o política pre figurativa, en la cual los modos de organización y tácticas realizadas se supone que reflejan con exactitud el futuro la sociedad que se busca.

El artículo de, Aris Tsioumas, desarrolla un análisis partiendo de la situación política griega, y propone una teoría y una política o propuesta de acción entroncadas con el anarquismo social. Si bien la situación político-social griega no es la misma que en la que actualmente estamos aquí -dados los condicionantes políticos, económicos y sociales previos- sí que nos puede servir a los y las anarcosindicalistas para evaluar y prever las líneas de acción que nos han de servir para enfrentarnos a la situación en la que nos vamos a encontrar en un futuro próximo.

La élite capitalista está actualizando rápidamente su posición a fin de lanzar un ataque aún más agresivo y estructurado contra la clase obrera. En el Estado español aún encontramos resistencias desde el ámbito de la izquierda socialdemócrata y los sindicatos de concertación en un marco que aún reconoce determinados derechos sociales (sanidad, educación, servicios sociales, etc.). La situación social aún no está tan polarizada y deteriorada como en Grecia, pero todo apunta a que más temprano que tarde hemos de tomar ejemplo de las dinámicas sociales griegas y las propuestas de acción expresadas en el artículo como única alternativa para articular una respuesta social efectiva al reto planteado por el capitalismo. En esa alternativa, en nuestra mano está que el anarcosindicalismo sea el polo aglutinador de las distintas luchas sociales, articulando una respuesta que sea una alternativa real, práctica y efectiva.

En este contexto, el lema de que «lo que dijimos antiguamente sigue valiendo» ya no es una afirmación enteramente útil. Ya no estamos en el momento en el que la CNT, dentro de los distintos movimientos sociales, luchábamos una batalla por sobrevivir dentro de un marco social desmovilizado. El análisis postmodernista ha penetrado fuertemente en los movimientos sociales y la cuestión a la que nos enfrentamos es evaluar cuanto de lo que dijimos anteriormente sigue valiendo, qué dialéctica de continuidad-discontinuidad de nuestro arsenal teórico impulsa nuestras herramientas de pensamiento e inspira nuestra acción. Hemos de plantear y poner en práctica alternativas reales a la destrucción de los servicios públicos (dando alternativas o implicando a sus trabajadores y trabajadoras en la gestión directa de los mismos) y hemos de empezar a ser capaces realmente de gestionar los medios de producción, con ejemplos prácticos de gestión de empresas.

El artículo no da la centralidad del discurso y la acción al movimiento anarcosindicalista. Hemos de entender que en Grecia no hay una organización como la CNT, que sí que tenemos un planteamiento coherentemente enraizado y dirigido a la comprensión profunda de las necesidades sociales, y sí que planteamos un modo del que estas puedan realizarse basado en nuestra experiencia histórica. Pero el análisis sí que nos da unas cuantas claves de las carencias en nuestra acción de las cuales, si bien somos conscientes, no terminamos de ser capaces de neutralizar.

En este momento en nuestro análisis y práctica, en busca de nuevas adhesiones a nuestros planteamientos antiautoritarios, debemos de seguir desarrollando una crítica a la estructura política propuesta por el marxismo. Ha de ser hecha sin eludir los puntos en común de su teoría y, por tanto, ha de superar al leninismo y todo lo que significa. La democracia directa, la autogestión y la anti-jerarquía no son simples juegos dialécticos sino que son prácticas definitorias del anarcosindicalismo que hemos de poner en valor en los movimientos sociales. Hemos de poner en valor porque, si bien ya mismo se están poniendo en práctica en muchos ámbitos, no están fructificando en una determinación de que han de trasladarse a las empresas por medio del anarcosindicalismo.

Así mismo, el anarcosindicalismo, como expresión práctica del anarquismo social, hemos de desmarcarnos teóricamente de corrientes nihilistas, que si bien reconocemos como una tendencia que siempre ha existido, son ajenas a nuestra concepción del anarquismo. Concepción que es compañera de camino de otras tendencias, enlazadas por una pasión común por la libertad social e individual. Compartimos esa pasión y multitud de nexos teóricos, prácticos y personales, pero el anarcosindicalismo da un giro a la expresión clásica de «construir destruyendo», saliendo de esa dialéctica negativa con una posición afirmativa, que se puede expresar en la máxima de «destruir construyendo». A través de esta afirmación, de esta perspectiva sobre la sociedad, y dotándonos de una profunda cultura libertaria, construimos una dialéctica cotidiana de la vida, en la cual el sindicato es nuestra herramienta cotidiana de enfrentamiento al capitalismo y evitando que se produzcan formaciones antisociales o elitistas que dañarían la solvencia de nuestra propuesta.

CONSTRUYENDO LOS CIMIENTOS

Julio Franco | CNT Gráficas Madrid

«El anarquismo social, una corriente de futuro» de Aris Tsioumas resulta revelador en algo básico, y es que pese a estar escrito para el contexto griego toca puntos clave que son transversales para la reflexión y proceder de la apuesta libertaria que están a la orden del día en el contexto español y en el mundo.

El análisis político general de la situación social, con matices, tiene paralelismos importantes: ofensiva capitalista y reconfiguración social de las clases, ruptura de la paz social y aumento de la desigualdad e injusticia y cambio en el imaginario social, los discursos y aumento de la lucha de clases. A lo que habría que añadirle el quiebre de la legitimidad monárquica, el aumento del discurso populista, el fascismo sin careta y los nacionalismos.

Uno de estos puntos clave que tiene el texto, y que se ha evidenciado más si cabe desde el nacimiento y evolución del 15M, ha sido la falta de un programa a corto y medio plazo con el que poder desarrollar nuestra implicación en los procesos de lucha. Este programa, coincido con el autor, debemos trazarlo desde las necesidades sociales que tenemos los trabajadores (vivienda, educación, salud, trabajo, cultura…) porque es desde éstas donde podemos dar soluciones a la desigualdad social y construir las relaciones sociales que queremos para el futuro. Para ello, veo evidente que quienes estamos en mayor o menor medida implicados en estos procesos de lucha compartamos nuestra experiencia y posibles líneas de trabajo.

Este compartir de experiencia es algo que va relacionado con el hecho de construir una organización específica que dote a los anarquistas sociales de una herramienta que multiplica las fuerzas y las inteligencias. Abre espacios para el desarrollo de análisis sobre las situaciones sociales en distintos ámbitos y genera estrategias de cara a marcarse trabajos de propaganda y  prácticos constructivos potenciando la participación en distintos espacios sociales de lucha. También es importante que en estos espacios sociales de lucha las anarquistas sociales nos dotemos de herramientas para la discusión, el debate constructivo y el intercambio de experiencias con otros luchadores.

Hay que tener claro que tanto el sindicato, la organización específica, como un programa de nada sirven si nuestra militancia no se lleva a cabo en la vida social, con nuestros compañeros de trabajo y barrio (en el sindicato, asociaciones, centros culturales, cooperativas, huertos comunitarios, colectivos varios, familia, amigos…) ya que es ahí como podemos ser partícipes del desarrollo de la movilización social y la transformación de la sociedad con nuestro ejemplo.

De cómo nos relacionamos con nuestro entorno inmediato dará buena muestra de las posibilidades de proyectar nuestras propuestas de forma exitosa. Por eso mismo es importante fomentar una cultura obrera abierta a la discusión de la diversidad de opiniones, tendiendo a sumar y a la unidad práctica en las cuestiones comunes frente a las agresiones de las políticas capitalistas que son cada vez mayores. Todo esto favorece la creación de unas dinámicas políticas de experiencias colectivas que enriquece la madurez del pueblo que se organiza por sí mismo. Esta riqueza se palpa con más brazos, más enfoques, más actividad, más fuerza, más organización, más evaluación de fallos y aciertos, etc… que hace que los militantes ganen en capacidad y conocimientos, y además, en aquellas actividades en las que están implicados favorecen redes de simpatía que son muy necesarias para avanzar y construir.

Las implicaciones que tiene el deseo de un pueblo que es capaz de organizar la vida económica, política y cultural por sí mismo, sin necesidad de gobiernos y estados, son de gran calado, lo que nos debe obligar a tener una amplitud de miras y contextualizar nuestro momento histórico del siglo XXI, sobre todo cuando nos planteamos un proceso revolucionario como el descrito que requiere una movilización social muy amplia de la que nosotras seremos una parte de la misma (esperemos que la más determinante). Para ello necesitamos la transformación de los valores imperantes capitalistas por otros más avanzados (solidaridad, apoyo mutuo, equidad, libertad y dignidad) en todo aquello que se va construyendo y organizando. Este cambio de valores fomenta que las dinámicas dentro de las organizaciones sociales tiendan a la democracia directa, el compromiso y la autogestión. También genera de manera progresiva unas herramientas de capacitación e inteligencia colectiva entre los trabajadores para resolver sus problemas por sí mismos.

Para terminar, no hay que dejar pasar de largo, que el imaginario social y los estados psicológicos de euforia o apatía en el pueblo se ven influidos según los acontecimientos políticos colectivos e individuales, es por eso que de nosotros mismos depende capacitarnos para aprovechar o excitar en el conjunto social hechos de esperanza, de entusiasmo, de ilusión sobre un proyecto libertario que se vea como factible y que aporta mecanismos para hacer soñar en el presente con otro mundo nuevo y mejor.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

Política anarquista en la época del colapso

Jue, 28/08/2014 - 2:40de la tarde

En esta nueva entrega de debates sobre la revista Estudios, abordamos el texto del profesor de la Universidad inglesa de Loughborough y activista anarquista israelí Uri Gordon. Un texto que nos habla de civilización industrial y colapso, un hecho que a juicio del profesor es más que evidente y al que urge atajar de raíz. Ilustración: Crisis Valero.

DELIRIOS CAPITALISTAS

Patricio Barquín | CNT Fraga

Sobre anarquismo, ecologismo, capitalismo y colapsos trata Negros presagios: política anarquista en la época del colapso. Como si de una moderna receta de cocina se tratara, en la que se han capturado aroma de zanahoria o humo de raviolis, titula Uri Gordon este artículo, en un claro guiño: “Negras tormentas, etc.”. En él nos habla del colapso del capitalismo por la vía de la crisis energética y climática que derivará en un magnífico desastre en el que el capitalismo se verá superado, al menos tal y como lo conocemos actualmente. Parece ser que Uri Gordon ve este colapso como la ocasión más propicia para el triunfo del comunismo libertario. Precisamente es en este punto en el que empiezan mis divergencias.

Divergencias

Por un lado, creer que el capitalismo puede verse colapsado por la carencia de petróleo me parece un tanto arriesgado. Precisamente, como reconoce el propio Gordon, «el capitalismo es un sistema complejo regenerativo, que se mantiene en un estado de equilibrio no estático» y por lo tanto es muy capaz de reinventarse, regenerarse y refundarse las veces que sea necesario. Además es capaz de hacerlo desde la simple improvisación. No es necesario tener a mucha gente maquinando la manera de continuar enriqueciéndose, simplemente necesitan mentalidad capitalista y buenas dosis de imaginación.

Por otra parte, parece un tanto ingenuo creer que a partir de una profunda crisis sucederá el advenimiento de la justicia social y el comunismo libertario. Muestras claras hay en el mundo, donde se han producido profundas crisis que han llevado a los trabajadores a colectivizar fábricas, pero detrás de esa colectivización, tan solo existía el anhelo de regresar a la situación anterior.  Todo esto sucede por la falta de cultura política.  Si bien la reacción natural es asociarnos para superar una situación difícil, puesto que es más fácil superarla de manera colectiva, una vez superada es cuando conviene decidir si queremos continuar desarrollando el esfuerzo de construir la sociedad que queremos o deseamos volver a delegar las decisiones para continuar viviendo el espejismo que se nos ofrece. Como decía Malatesta, «acostumbrar al pueblo a delegar en otros la conquista y la defensa de sus derechos, es el modo más seguro de dejar vía libre al arbitrio de los gobernantes».

El capitalismo es capaz de todo por mantener y poder seguir sacando provecho del trabajo ajeno. Así pues, viviremos (de hecho ya está sucediendo) el “capitalismo verde” que nos explicará las bondades de consumir “productos de proximidad” cuando en realidad lo que consumimos es productos de un distribuidor local que los consigue a miles de kilómetros o, en el mejor de los casos, a unos precios irrisorios que paga a los agricultores de la zona.  También nos hablará de las bondades de la tecnología compleja aplicada a la cuestión medioambiental. Problemas que serían bastante sencillos de solucionar, tratan de solucionarlos mediante tecnologías complicadísimas, para continuar con el negocio al tiempo que nos tranquilizan haciéndonos creer que están poniendo soluciones. Un claro ejemplo son los cultivos transgénicos, en los que las empresas de biotecnología llevan invertida una ingente cantidad de dólares con la vana ilusión de que nos creamos que lo hacen para acabar con el hambre en el mundo, para ayudar a facilitar el trabajo del agricultor y otra serie de sandeces que nos dejan con la boca abierta, apabullados ante tanto saber.

En definitiva, el capitalismo, ha aprendido muy bien a pervertir el lenguaje, haciendo suyas expresiones y repitiéndolas hasta vaciarlas de contenido.  Porque el capitalismo es como un monstruo capaz de alimentarse hasta de las armas con que se lo está atacando.

Nuestro papel

Obviamente no vamos a ser nosotros, los anarquistas, concretamente los anarcosindicalistas, los que nos colapsemos ante este panorama. A lo largo de la historia hemos sufrido suficientes derrotas como para que nos dejemos asustar por un monstruo de este tamaño.  Tampoco vamos a menospreciarlo.  Tampoco nos vamos a dejar llevar, como apunta Luís Moreno Caballud (“El 15M y la Voz del que Sabe”, eldiario.es del 15 de mayo de 2014) por los generadores de opinión que más gritan y culpan a “la gente” de los males que nos acucian. 

Como anarcosindicalistas no podemos entender las luchas disociadas de la consecución de unos objetivos a los que nunca llegaremos. No se puede entender la ecología por separado de la justicia social, porque no será el capitalismo el que ponga soluciones, sino el que genere los problemas. Tampoco son los comunistas marxistas, ahora con discurso de verdes, los que van a ocuparse de los problemas medioambientales. Han demostrado suficientemente que el medio ambiente les ha importado siempre poco o nada. Chernóbil es un claro ejemplo. Para casos más recientes, basta con buscar el artículo publicado y luego retirado de Mundo Obrero por Juan Segovia, militante del PCE, donde se muestra como claro defensor de los transgénicos.

Para acabar tan solo hablar, citando al escritor Ramiro Pinilla, del espíritu de las ciegas hormigas, esas que trabajan siempre buscando el camino hacia el hormiguero. Por más obstáculos que encuentren ellas seguirán caminando. Por más que les destruyas el hormiguero, ellas lo volverán a reconstruir y continuarán trabajando, porque el comunismo libertario, al final de todo, no tiene una meta, es un camino sin guía que debemos recorrer y construir todos juntos, siempre vigilantes, siempre críticos y siempre constructivos, ahora y después de la revolución social.

NOS LLAMA EL DEBER

Andoni Ugarte | CNT Castro Urdiales

Después  de leer el trabajo de Uri Gordon, he de decir que ese futuro que se nos presenta, es para mañana por la tarde, no nos resulta posible eludir la responsabilidad y ya que hablamos de negras tormentas nos toca también hablar del Deber.

Ya sea que el capitalismo muera de asfixia, de muerte lenta  o todas las predicciones confluyan en un absoluto colapso, conviene recordar que el capitalismo es crisis per se. Marx nos decía que todo sistema lleva en sí mismo el germen de su destrucción dándose la paradoja que sin este germen el sistema no funcionaría. No seremos nosotros los que esperemos sentados el fin. No hace mucho escuché decir a uno de nuestros sabios que Occidente era un cadáver pudriéndose al sol. No sé si resultara exagerado pero la verdad es que oler huele muy mal.

El fracking (la fractura hidráulica) nos parece aparte de una absoluta aberración una huida hacia delante del propio sistema que busca perpetuarse aunque solo sea por un periodo corto de tiempo a costa del envenenamiento de la tierra y la destrucción del país, del paisaje y de los paisanos. Y lo peor no es que haya gente capaz de pergeñarlo si no lo que es peor es que haya muchos, más de lo que pensamos, capaces de admitirlo.

«La catástrofe histórica más profunda y más real, la que en última instancia determina la importancia  de todas las demás reside en la persistente ceguera de la inmensa mayoría, en  la dimisión de toda voluntad de actuar sobre las causas de tantos sufrimientos, en la incapacidad de considerarlas siquiera lúcidamente». (Encyclopédie des Nuisances nº 13, Julio de 1988)

En el trabajo de Gordon se nos aparecen varios futuribles; desde un eco-fascismo,  la guerra civil, a un comunismo libertario de base. Pensamos que esto último solo podrá darse en pequeños territorios, apartados o no, donde comunidades de lucha los habiten y defiendan.

¿Qué será de los urbanitas? ¿De los indiferentes? ¿De toda esa recua deshumanizada de siervos contentos?

El lucido y clarividente texto de Uri Gordon nos ha permitido hacer  balance y prepararnos para futuras estrategias, quizás solo por esto haya merecido la pena.

La lucha contra el Fracking, resulta, pensando ahora, en esas asambleas en los bosques, en esas tierras liberadas, ineludible. Una vez más y como siempre ha sido, de nuestra lucha hoy dependerá nuestra libertad mañana.

Nubes oscuras

Se vislumbran nubes oscuras en el horizonte, nubes formadas por lo más oscuro de la ambición humana teñida de gases infectos pintados de prometedor futuro, llamado metano.

Las nubes que prometen ese aire fresco de oportunidad laboral y auge del consumo perdido, nubes destinadas a la masa servil y descerebrada, ansiosa por volver a las verdes praderas del consumismo despreocupado, nubes que se alimentarán y crecerán a cambio del agua, del aire y, de nuestra tierra, por dentro, fracturada, nubes que relegarán al olvido el futuro no acontecido, nubes que ocultarán para siempre la vida fuera de la gran urbe, vida que desaparecerá y ni siquiera será recordada, paisajes ya olvidados aunque no por eso extinguidos, costumbres, gentes y pueblos que recibirán su tiro de gracia bajo un apestoso aire asfixiante, aguas negras y animales envenenados, gentes que enfermarán porque su único delito es vivir y trabajar más libres que el resto, pueblos cuyos nombres nunca oímos y, por permitirlo,  despreciamos. Nubes que evitarán que veamos el pasado tan presente, que es, a lo mejor, la única oportunidad de futuro, futuro para un pueblo cada vez más extinguido, más inexistente, convertida en un masa de seres sin alma que su único afán no es ya siquiera ser o existir, sino algo más mísero como es el tener y consumir, sin importar que para ello, lo que pueda padecer o en que se pueda convertir.

Nubes que salen de la boca de los hijos de los que siempre nos vendieron, engañaron y mataron, de los que siempre se impusieron para, tarde o temprano, y una vez que todo lo arruinaron, se marcharon.

Ahora es nuestro único tiempo, ya no habrá más «después lo arreglaremos», o «¿dónde está lo que nos prometieron?», será ahora o el caos del capital y su infierno.

Luchar por la memoria de los antiguos, por ayudar a tu vecino y hermano, sin importar el no obtener más que una sonrisa, un abrazo y, con una mirada en los ojos, un sincero apretón de manos,  poder mirar al futuro, con dignidad y aun siendo humanos.

Cuando se vislumbra la verdadera cara del Leviatán y la avidez de sus siervos, uno se  da cuenta que la brega que le espera es la de vencer o morir. Jeremías era el profeta de los desastres,  nosotros más modestos, echaremos un vuelo para, a  vista de pájaro, contemplar nuestros territorios amenazados.

Los caminos y carreteras, vacías, solo recorridas por convoyes  militares de suministro y combustible destinado a los acuartelamientos y las prisiones, las ruinas crecen cuando nos acercamos a las ciudades…

El esqueleto de las fábricas, junto a los buques hundidos en los puertos, dan refugio a una fauna extraña, las últimas grandes superficies hace tiempo que fueron saqueadas, los bulldozer trabajan mientras grupos de esclavos, anestesiados con falsas promesas, extraen lo que pueda  quedar de valor.

De los escasos bosques, de las montañas, de las aldeas, dependerá que surjan comunidades dignas de luchar y con el derecho a pisar la tierra de sus antepasados, para que  el pueblo, libre decida directamente su futuro, así como el de los territorios liberados. De nosotros depende ahora.

Periódico:  Periódico CNT nº 412 - Junio 2014
Categorías: CNT-AIT

[Transportes-Madrid] Metro Ligero Oeste: Crónica concentración ante el Consorcio Regional de Transportes

Mar, 26/08/2014 - 7:40de la mañana

Continuando con el conflicto que CNT-Transportes mantiene con Metro Ligero Oeste (OHL), este pasado Jueves, 23 de Agosto,  nos dirigimos a la sede del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid para denunciar los despidos que Metro Ligero Oeste ha realizado, entre ellos el de nuestro compañero y exigir la readmisión.

El consorcio debe saber que Metro Ligero Oeste, empresa a la que subvenciona con millones de euros, está despidiendo de manera injustificada a sus trabajadores, que con el dinero de todos se mantienen los beneficios de unos pocos –en este caso el señor Villar-Mir y compañía- a costa de los trabajadores.

La concentración discurrió de una manera pacifica frente a la entrada de la sede del Consorcio y durante la misma se personó la persona de contacto del consorcio con Metro Ligero Oeste.

Desde CNT-Transportes vamos a seguir luchando por la readmisión del compañero y para ello presionaremos donde sea necesario.

NI UN PASO ATRÁS

 

¡¡READMISIÓN YA!!

Categorías: CNT-AIT

[Bilbao] "Hoteles Ercilla ha elegido el camino de la represión"

Lun, 25/08/2014 - 5:05de la tarde

El sindicato CNT ha destacado el amplio seguimiento que han tenido las concentraciones realizadas a lo largo de esta semana en el Hotel Ercilla de Bilbao, coincidiendo con Aste Nagusia. "En lugar de optar por el diálogo, los empresarios han apostado por la represión, para lo que han contado con la inestimable colaboración de su brazo armado: la Ertzaintza, pagada por todas y todos los contribuyentes", ha lamentado.

La central anarcosindicalista ha realizado esta valoración tras la concentración de este viernes, en la que trabajadoras y trabajadores de este hotel han vuelto a exigir que la patronal "deje de recortar los derechos de la plantilla". "No tenemos por qué pagar los errores de los dueños, que llevan mucho tiempo enriqueciéndose a costa de nuestro sudor", ha afirmado la sección sindical de CNT.

Asimismo, este sindicato ha anunciado que los próximos 1, 2, 3 y 4 de septiembre, coincidiendo con el mundial de baloncesto, se realizarán distintos paros. Según ha explicado CNT, numerosos aficionados y deportistas -entre los que se encontrarán los miembros de la selección de Finlandia- estarán alojados en Ercilla, "por lo que será una muy buena ocasión para que los huéspedes extranjeros sepan quiénes son los dueños de este hotel y cómo tratan a las empleadas y empleados".

"En lugar de optar por la represión y de tratar de silenciar las justas demandas de la plantilla, la dirección de Ercilla debería entender de una vez por todas que la prepotencia patronal seguirá provocando más movilizaciones obreras", ha añadido CNT

Categorías: CNT-AIT

La larga deriva del sindicalismo oficial

Dom, 24/08/2014 - 5:38de la tarde

Tratamos otro tema de la revista Estudios, en esta ocasión hablamos acerca del artículo de Miguel Perera sobre el sindicalismo oficial, sus mecanismos de control y la necesaria alternativa anarcosindicalista. Ilustración: Crisis Valero.

Sindicalismo oficial y alternativo

Ignasi Toribio | CNT Barcelona

Después de la II guerra mundial los países de Europa occidental adoptan el régimen capitalista y los sindicatos encuentran la posibilidad de aunar bajo este modelo intereses comunes entre todas las clases, lo cual produce en gran medida el abandono de las ideas revolucionarias que transformen la sociedad para adoptar una actitud pactista con la patronal y el gobierno. Esta construcción de sindicalismo oficial se torna a partir de este momento una herramienta de control de los sindicatos mayoritarios sobre las reivindicaciones obreras, que en gran medida frustran la transformación social de la vía revolucionaria.

En la actualidad los sindicatos oficiales UGT y CCOO han reducido la lucha obrera a simples tratos burocráticos con la patronal y el gobierno que eliminan la capacidad de movilización y participación de las trabajadoras, para mantener por un lado el control sobre los conflictos laborales

y por otro la supremacía sindical. El resultado de este sistema está causando el descenso de las afiliaciones sindicales, la falta de capacidad de movilización de los sindicatos y su creciente dependencia de los recursos estatales, dando lugar a un proceso de crisis sindical.

Sus causas deben encontrarse en un marco amplio donde sea posible visualizar los distintos elementos que favorecen a ello, es así como se hace posible señalar los efectos secundarios del neo liberalismo global como son la precariedad, la alienación, el aislamiento, la división, etc.

El aparecer del yo sobre el nosotras y principalmente la pérdida de la conciencia colectiva sindical al delegar la lucha obrera a los grandes sindicatos convirtiendo esto en un circo donde las trabajadoras son simples espectadoras de sus propios conflictos laborales.

Para ser más precisos podemos señalar que estamos asistiendo a un proceso de desmovilización, es decir, si no hay conciencia sindical colectiva no hay movilización y si no hay movilización no hay participación. Todo esto nos lleva a una desarticulación sin precedentes del modelo transformador del sindicalismo primario, al desprestigio de la lucha obrera, y por arrastre, al de la alternativa sindical actual, situándolo en una posición marginal de la que resulta difícil escapar.

Es cierto que el sindicalismo alternativo también pasa por momentos de crisis internas, donde se hace necesario volver a cohesionarse con la sociedad y con el ámbito laboral, pero también es cierto que la alternativa plantea un modelo diferenciado del oficial que parte de sus presupuestos. En este sentido 

hablamos de sindicatos que no maman de las subvenciones del Estado sino que se autogestionan a partir de las cuotas de afiliación y se auto forman según las capacidades de cada una.  Pudiendo así hacer un despliegue de valores donde el apoyo muto y la solidaridad juegan un papel determinante a la hora de afrontar un conflicto laboral que es inclusivo a todas las afiliadas y trabajadoras. Es más desde esta base se hace más tangible la búsqueda de las causas que originan los conflictos laborales como el régimen salarial y el trabajo como propiedad privada de la empresa, sin dejar de mirar los efectos colaterales como la reducción de plantilla, los cierres de fábrica, los despidos improcedentes, etc. La alternativa no trata el conflicto desde los efectos sino desde sus causas.

La salida a la crisis sindical debe de encontrarse en este tipo de alternativas, especialmente en las anarcosindicalistas, que puedan asegurar la socialización de los medios de producción, trabajo y consumo. El anarcosindicalismo debe impulsar a la clase trabajadora para que sea ella quien gestione los recursos y no la patronal ni el gobierno de turno, debe proporcionar las herramientas necesarias a la clase trabajadora para que sea ella quien accione las palancas de cambio de la acción sindical, de la lucha de clases, y no la dirección de los grandes sindicatos. Por ello se hace necesario que la alternativa se reconstruya desde la militancia directa y decidida para crear una conciencia colectiva de la clase obrera que rompa con la deslegitimación a la que se ve sometida, que permita la movilización de las trabajadoras y su participación directa en el conflicto.

De lo contrario seguiremos siendo marionetas de un sindicalismo cada vez más institucionalizado que rechaza y señala la acción directa continuada como forma de lucha agresiva y la toma de conciencia colectiva como desobediencia. Es necesario replantearse la lucha obrera desde la alternativa sindical como el medio más directo, transparente y eficaz para acabar con el monopolio sindicalista oficial que en gran medida ha desvirtuado la lucha de las trabajadoras.

Acabar con la farsa de los acuerdos marco con la patronal y el gobierno que, más allá de los conflictos laborales, lo que busca es la hegemonía sindical y su perpetuación sindical.

Una alternativa coherente

Rakel López | SOV de CNT Madrid

Después de leer el artículo publicado en el último número de la revista Estudios bajo el título de “La larga deriva del sindicalismo oficial: crisis, control, erosión y la reconstrucción anarcosindicalista de la reivindicación” me parece interesante reflexionar sobre algunos de los aspectos detallados en el mismo.

Cuando hablamos de supuesta crisis sindical en nuestra sociedad, se debe tener en cuenta que en realidad de lo que estamos hablando es de la 

consecuencia lógica y (quizás inevitable) del delegacionismo que lleva intrínseco consigo el sistema capitalista, esta vez en el ámbito laboral.

No obstante, no creo, ni mucho menos, que la alineación de los trabajadores y trabajadoras hacia las organizaciones que en teoría las “ representan” sea la muestra del descontento generalizado y el rechazo que hoy en día gran parte de la clase trabajadora tiene hacia lo que ellos denominan sindicalismo.

Es decir, ¿el aumento del número de personas afiliadas en la actualidad a algún sindicato es un indicador del descontento que se tiene hacia el modelo sindical institucional? Personalmente creo que no, pero tampoco lo contrario. Me explico. 

La “crisis” sindical no viene nunca marcada por el nivel de afiliación de la clase trabajadora, sino por el nivel de movilización dentro de la misma.

Ni todos los trabajadores afiliados saben qué es el sindicalismo y cuáles son sus fines, ni las organizaciones sindicales con mayor afiliación son hoy en día las que ofrecen la respuesta contundente y efectiva necesaria para erradicar el sinsentido en el que se ha convertido hoy en día el mundo laboral y para dar un paso firme que permita no seguir cediendo derechos y recuperar los perdidos.

Lo que se necesita, por encima del hecho de que los trabajadores estén afiliados o no, es que entiendan la necesidad de organizarse, y quizás lo más difícil, que lo lleven a la práctica en su día a día. Afiliación hoy en día no significa ni mucho menos implantación.

¿Nos sirve de algo la afiliación masiva que tiene el sindicalismo de CCOO y UGT, por ejemplo? Claramente no. No sirve para nada, sino para aumentar más si cabe el beneficio económico de estas organizaciones que se suma a las subvenciones recibidas de papá estado.

Los profesionales que viven del sindicalismo en estas organizaciones tienen sus propios intereses, que en la mayoría de los casos no coinciden en nada con los intereses de los que pagan la cuota. ¿Dónde está pues la implantación?

Aunque es cierto que una cosa debería ir unida a la otra, la realidad es que hoy en día un trabajador se afilia a un sindicato y da por “cumplido” su papel en la lucha sindical por sus derechos.

Está demasiado interiorizado el rol del delegacionismo, entre otras cosas porque las cúpulas del sindicalismo institucionalizado lo han potenciado hasta la saciedad como mero mecanismo de subsistencia propio y método para garantizar su continuidad.

¿Quiere decir esto que la gente que delega esté de acuerdo con aquellos a los que escoge para representarlos? En general no, pero quizás desconocen la alternativa para poder dejar de hacerlo. Es ahí donde el papel de la CNT cobra más importancia que nunca.

Los que conformamos esta organización sabemos que somos la alternativa, pero quizás deberíamos plantearnos si el resto de la población conoce realmente en que consiste esa alternativa que ofrecemos, si la entienden y si saben cómo pueden acceder a ella.

Para empezar creo que nos lo tenemos que creer. Nuestro discurso pone encima de la mesa una solución para terminar con el descontento de la clase trabajadora desde una visión revolucionaria, actuando directamente sobre las causas que provocan los conflictos, las desigualdades laborales, la precariedad, la segmentación, y no se limita única y exclusivamente a conseguir “parches” (o lo que el sindicalismo institucional llama acuerdos) para tapar estos síntomas.

El problema, es que en la mayoría de los casos se queda en eso, en un discurso. Si bien es cierto que para llevar ese discurso a cabo se necesitan, como bien se expone en el artículo, militancia y recursos económicos, lo más inmediatamente necesario es conseguir instaurar nuevamente la conciencia obrera en la sociedad.

No me refiero a conseguir altos niveles de afiliación, que evidentemente si se consiguen serán bien recibidos, pero sí asegurarnos de que nuestro mensaje llega a todos los trabajadores y trabajadoras, a todas las empresas, a todos los sectores.

Comparto pues la idea de que no se puede entender la conciencia sindical, en este caso, como algo que aparece o desaparece de manera automática, sino que es algo que se construye a partir de su actividad colectiva y del trabajo sindical reivindicativo.

Ahí tenemos como ejemplo secciones sindicales de la CNT que han conseguido dar un vuelco al mapa sindical en sus empresas a base del trabajo duro del día a día, a base de la coherencia de sus reivindicaciones y ganándose el respeto de sus plantillas.

Es absurdo pues entrar a debatir o analizar los bajos porcentajes de afiliación del sindicalismo revolucionario o los altos del sindicalismo de otras organizaciones si realmente no hay una base de conciencia en la sociedad que pueda hacer de ellos indicadores de algo real.

Más que evidenciar el fracaso del modelo sindical oficial es el momento de potenciar la eficacia de nuestro modelo propio, de conseguir hacerlo extensible y accesible al resto de la sociedad.

Socializar los conflictos de nuestras secciones sindicales, campañas de afiliación y de información constantes pueden y deben ser las armas con las que hagamos llegar el gran trabajo que hasta ahora estamos haciendo y que de momento no tiene ni la transcendencia ni la influencia necesaria para conseguir dar un vuelco a la situación y hacer resurgir la conciencia de lucha obrera.

En definitiva, el descrédito ha caído sobre el sindicalismo porque el trabajador hoy por hoy sólo ve en él componendas, privilegios, porque curiosamente ese sindicalismo indigno encuentra su máximo apoyo en las grandes empresas, porque en vez de ayudar al desasistido, defiende a los privilegiados.

Si queremos encontrar un porqué a ese descrédito quizás éste pueda resumirse en que es un sindicalismo antisindical.

Desde la CNT lo que nos toca es como bien hemos dicho muchas veces recuperar la dignidad, conseguir que el sindicalismo se dedique a lo que se ha dedicado y se tendría que haber dedicado siempre: a defender a los trabajadores. Ni más ni menos.

Es difícil porque llevamos casi 40 años de antisindicalismo, pero no imposible: la CNT, siendo aún minoritaria, ha triplicado su afiliación en los tres últimos años y esto como hemos dicho antes es y debe seguir siendo obra de un muy buen trabajo como organización.

Nuestro sindicalismo, un sindicalismo de acción y calle, un sindicalismo de trabajadores organizados, frente al sindicalismo de despachos, liberados y abogados, comienza a ser entendido y respetado cada vez más por los propios afectados. Conseguirlo del todo es labor únicamente nuestra, dejando a un lado lo que hagan otros.

Manos a la obra.

Periódico:  Periódico CNT nº 411 - Mayo 2014
Categorías: CNT-AIT

El lenguaje secuestrado

Jue, 21/08/2014 - 12:29de la tarde

Pasamos a tratar el tema del lenguaje y sus implicaciones, partiendo del artículo escrito por el poeta onubense Antonio Orihuela en la revista Estudios. El tema nos lleva a un nivel de análisis sobre los métodos de control empleados por el Estado, tan complejos y elaborados, que llegan hasta lo más básico de nuestra realidad: el mero hecho del habla. Ilustración: Chico Carmona.

Lenguaje y estrategias de Estado

J. Félix Pérez | CNT Zamora 

Considero interesante el concepto a tratar, acerca de la importancia del lenguaje mismo, como una de las armas más poderosas que, en cuanto a la dialéctica, se puede instrumentalizar en favor de la alienación de las clases populares, teniendo en cuenta que la batalla del lenguaje ha de estar presente en la lucha por la emancipación, ya que uno de los ingredientes del estado de aceptación de un engranaje paraestatal, es también el domino del logos como fuente de trivialización y descontextualización de los conceptos y de las ideas que la etimología establece como disciplina de estudio para una enculturación sociolingüística que permita el entendimiento verbal a través de la comunicación, en base al significado ortodoxo de la palabra, el logos, mediante la semántica, para su aplicación práctica en la escritura y en la lectura, a través de la gramática, la literatura y la tradición oral. Para ello se aplica la filología como ciencia que establece la evolución y el devenir del significado y el significante desde que nace el logos hasta que muta en paradigma o axioma ideológico por analogía.

Así, la reiteración de términos voluntaria o involuntariamente manipulados, llevan a convertir, por parte de la cultura dominante y el poder, conceptos que etimológicamente son positivos para la sociedad, en ideas denostadas, por la incomprensión y el uso fraudulento del lenguaje. Se llegan a prostituir las palabras y con las palabras las ideas y con las ideas los hechos, hasta haber creado una estructura autoritaria en el lenguaje que hay que democratizar por el devenir de la transformación social.

Palabras que sustentan el núcleo principal del dominio del hombre por el hombre como es el sistema tiránico de un Estado, a cuyo régimen se le denomina democracia en el común de la sociedad, aceptado y bendecido tal término por todas las estructuras de poder social, político, económico, mediático y cultural; son la punta del iceberg de una dominación encubierta a través de los micro estados ideológicos que personas de a pie llevan en culturizados. Mientras no se consiga desmontar el significado verdadero atendiendo a la etimología, de términos como democracia, el poder seguirá ganando la batalla, pues en nombre del "bien" se dictamina el "mal" y se hace apología cultural del concepto, cuando en realidad la Democracia, definida etimológicamente es la antítesis de lo que el poder quiere representar. La democracia como poder del pueblo es justamente lo contrario a lo que un estado parlamentario define, ya que el poder del pueblo solo se puede ostentar cuando la capacidad de decisión y de gestión estriba en sus propias manos y eso sólo se consigue mediante la práctica real de la democracia, atendiendo al significado más puro de esta, la democracia directa en la base. Lo otro es tiranía, dictadura, violencia y sumisión.

Otro de los más flagrantes ejemplos, lo tenemos en uno de los términos que más nos define a los que creemos y defendemos precisamente una democracia real, directa y verdadera; lo que vendría a ser la anarquía, que como bien sabemos, etimológicamente es ausencia de autoridad. De sobra es conocido el uso malicioso y peyorativo con que se utiliza el término por parte de las estructuras del poder y la autoridad ilegítima, que se abogan la representatividad y la capacidad de gobierno sobre la población, a la que le sustraen la soberanía para someter a sus dictámenes con todo el aparato coercitivo. Desde el momento en que empecemos a conseguir asumir en nuestros iguales que la Anarquía es la capacidad innata de soberanía, autogobierno, orden y responsabilidad tanto individual como colectiva, empezaremos a contrarrestar la agresión dialéctica que los esbirros del poder utilizan para pervertir un término que de por sí, no puede ser más armonioso y liberador.

De ahí, que la libertad del lenguaje secuestrado por el capital, se presente como una de las batallas que hay que tener presentes para conseguir la transformación y la emancipación de la sociedad.

El autor refleja una realidad, que es la manipulación a través de la interpretación parcial, sesgada, subjetiva e interesada de la historia y la deconstrucción de realidades subjetivas a través de eufemismos, exclusiones o tergiversación de datos y fuentes documentales, que van creando una cultura historicista tendenciosa y partidista. El juego del lenguaje para criminalizar hechos y procesos emancipadores va inserto en los términos empleados, cuando hablan de usurpaciones o robos en lugar de expropiaciones.

Pienso que nos miente el lenguaje convencional cuando nos habla de la búsqueda de la felicidad de forma individual, cuando siendo seres sociales, la felicidad se conquista y se expresa en sociedad a través de la satisfacción del "egoísmo" recíproco y empático. En este sentido, el lenguaje adoctrina y hay que estar muy despierto para no dejarse llevar por impulsos tan insanos como el consumir sin necesidades reales que satisfacer. La esencia libertaria estriba en crear la satisfacción de las necesidades individuales y colectivas, no en comprar los bienes, sino en crearlos y/o "trucarlos".

Así, la lucha sigue estando en desmontar la imagen de terroristas anacrónicos con que todavía hoy se estigmatiza a los anarquistas desde algunas instancias, no solo del Poder, sino de ciertos sectores pseudo progres burgueses que se alzan como abanderados del progreso y la democracia. Hay que educar con el ejemplo, mediante una crítica interna, sobre nuestros postulados a través de nuestra obra cotidiana y nuestra praxis revolucionaria. El anarquista lo es todo y la anarquía es el todo en el día a día...

Recuerdo grandes dosis de idealismo consciente y pragmático que se manifestaban por doquier en la España de los años 30, en ese período prerrevolucionario en que el anarquismo estaba a la orden del día y los valores y hechos que se experimentaban eran socialmente comprendidos, difundidos y practicados por las masas. En esos tiempos, a pesar de la represión, sí que se tenía ganada la batalla del lenguaje. En los círculos obreros se hablaba de anarquía y todo el mundo sabía lo que era y lo entendía, porque vivían en anarquía y se preparaban para transformar el mundo hacia la anarquía. No era algo lejano, lo estaban ensayando constantemente a través de la gimnasia revolucionaria.

Hoy queda mucho terreno que conquistar en aras de devolver la justicia gramatical a la anarquía y a todos cuantos términos estén prostituidos por las connotaciones despectivas de los enemigos de la libertad y la justicia social...

Una llamada a la acción

Tasia | Marbella

La manipulación del lenguaje es un instrumento de dominación. Esta es la tesis principal del artículo de Antonio Orihuela Parrales, publicado en el número tres de las “Revista Estudios”. El artículo, de modo gráfico, se titula “El lenguaje secuestrado”.

Orihuela sostiene que esta manipulación del lenguaje se extiende a la historia de los hechos y de las ideas anarquistas. El término “anarquista” se asocia comúnmente al caos y la violencia, en lugar de asociarse con la lucha de los de abajo contra los de arriba. En el verdadero sentido del anarquismo « los de abajo intentan, organizándose, cambiar una penosa realidad de abusos y miseria», afirma el autor.

Los anarquistas, tanto durante la dictadura franquista, como en tiempos del Estado democrático, han sido «desprestigiados por idealistas», o aún peor, «desautorizados, estigmatizados y perseguidos por violentos». El poder ha difundido la imagen del "anarquista de la bomba y la pistola; el malhechor abominable que sembraba el terror se construyó como propaganda desde los medios de comunicación burgueses al servicio del Capital, pasó a la historia oficial como otra herramienta más en la defensa y consolidación del Estado Nación y, después, sencillamente, el esperpento se convirtió en un personaje histórico que hoy nadie discute en señal de supina ignorancia sobre lo que en realidad fue el anarquismo para los españoles".

Orihuela nos recuerda que el anarquismo es un modo distinto de pensar, de estar y de practicar, consistente en una sociabilidad igualitaria y colectivista. Sobre esas bases el anarquismo histórico español intentó edificar un mundo nuevo. Los anarquistas tuvieron un día la más alta autoridad moral, que emanaba de su coherencia y rectitud personal, tenían la confianza de sus vecinos y el compromiso de sus compañeros Frente a las ideas marxistas los anarquistas ejemplificaron con sus vidas el mundo que querían, sin acumular bienes y rechazando el uso del dinero.

El anarquismo no vive el ámbito del trabajo y el de la cultura como esferas escindidas. Sabe bien que es necesaria la transformación ideológica, desde lo personal; que es necesario vivir sin la sumisión a la propiedad privada. Si no se opera este cambio ideológico de forma simultánea al cambio de la infraestructura económica, no se logrará que los cambios perduren.

La Anarquía no es otra cosa que la situación social donde el mando y la ley han sido desterrados y todo puede comenzar como posibilidad, «ninguna institución impide que suceda tal cosa». Los anarquistas aspiran a este mundo donde todo es posible, y lo hacen porque viven en el «rechazo de toda dominación y negando cualquier modelo de conocimiento preestablecido».

Dice Orihuela que lo esencial del anarquismo siempre fue la revolución en « la manera de pensar el mundo» y que, por tanto, la idea de un anarquismo que destruye bienes materiales está muy lejos de la auténtica esencia del anarquismo y de su praxis histórica.

La necesidad del anarquismo hoy en día es enorme, pues tenemos Estados que divorcian la Ética del Derecho. Son Estados esquizofrénicos que predican la democracia (pilar básico de su legitimidad), mientras desmienten esa misma democracia con sus acciones políticas, sociales y económicas. Esta ausencia de empatía y la disposición a explotar a otras personas es un rasgo psicopatológico compartido por las grandes corporaciones capitalistas.

Se pregunta Orihuela «¿Por qué los que tienen poco, ante una situación de crisis que puede hacer empeorar aún más su situación, no responden con una práctica solidaria, común, concertada y revolucionaria contra los que lo tienen todo y en cambio responden solicitando líderes y manifestando aún más fervorosamente su ansia de sumisión?». Igual que en los años treinta el pueblo se echaba en brazos del fascismo, hoy se entrega en los brazos del oligopolio transnacional.

La respuesta parece estar en la alienación en el espectáculo y en las mercaderías, así como en el refugio que ofrece la individualidad de la vida privada. El lavado de conciencia lo aporta el poder, con sus aparatos de propaganda, que logran que asumamos el sacrificio de los que menos tienen como “inevitable y conveniente” y que confundamos la apatía con la resignación.

Añade Orihuela «hace cincuenta años nos íbamos a la cama llenos de optimismo sobre el futuro, completamente relajados tras leer aquel estudio norteamericano, publicado bajo el nombre de Toward the year 2000: Work in progress, que auguraba, para esa fecha, un mundo de riquezas bien distribuidas, proliferación de energías limpias y no contaminantes, conservación y regeneración de los recursos naturales y, en esta misma línea triunfalista, declaraba la pobreza casi completamente erradicada de un planeta donde por fin la humanidad había dejado atrás las guerras y vivía en paz y armonía con el medio ambiente y el resto de los seres sintientes».

Podemos comprobar lo lejos que nos encontramos de lo prometido por este texto propagandístico; y observamos asimismo que hoy se nos siguen prometiendo las mismas cosas, con el fin de anestesiarnos y de que continuemos viviendo en esta “tomadura de pelo”. Sin embargo, nos anima el autor, aún hay esperanza, porque “el futuro lo podemos empezar a escribir entre todos, con nuestras acciones y nuestras resistencias”.

El artículo de Orihuela es una llamada a la acción, tanto en lo económico como en lo cultural. El artículo es una llamada a no quedarnos recluidos en lo virtual; a poner en práctica, en nuestro día a día, la revolución anarquista.

Periódico:  Periódico CNT nº 410 - Abril 2014
Categorías: CNT-AIT

[Bilbao] La otra "Aste Nagusia": semana de lucha en Hoteles Ercilla

Mié, 20/08/2014 - 7:57de la tarde

El sindicato CNT ha iniciado una semana de protestas “contra los abusos y la prepotencia” en Hoteles Ercilla de Bilbao, coincidiendo con la celebración de Aste Nagusia. “Durante esta semana festiva, Ercilla se convierte en uno de los lugares más frecuentados de la ciudad, por lo que queremos que todas y todos sepan que este hotel, a pesar de su rostro amable y moderno, pretende recortar los derechos de la plantilla”, ha afirmado.

Con ese objetivo, trabajadoras y trabajadores se concentrarán en la entrada del hotel durante todas las tardes de Aste Nagusia. La primera concentración –celebrada este lunes- ha sido vigilada por la Ertzaintza, que ha tratado de impedir su normal desarrollo. “Una vez más, la Policía actúa como piquete de los empresarios”, ha denunciado CNT.  

Tras esta movilización, la central anarcosindicalista ha recordado que lleva 13 meses de encarteladas y protestas frente a este conocido establecimiento. “Hoy más que nunca queremos advertir que CNT ni se cansa ni se rinde: mediante la solidaridad, el apoyo mutuo y la acción directa, continuaremos luchando por los derechos de la plantilla”, ha subrayado.

El sindicato ha reclamado que la dirección de Hoteles Ercilla, “antes de tomar cualquier medida que afecte al personal, se siente a negociar” con las trabajadoras y trabajadores. “No vamos a tolerar la prepotencia de la patronal, que actúa como si fuésemos de su propiedad”, ha afirmado CNT. En ese contexto, la organización anarcosindicalista ha recordado que esta empresa “pretende aplicar una serie de medidas contrarias a los intereses de la plantilla”.

“A lo largo de estos 13 meses hemos evitado que muchas de esas propuestas saliesen adelante. Por eso mismo, hoy reiteramos que debemos seguir luchando, ya sea en Aste Nagusia o en cualquier otra fecha, para impedir que los empresarios cometan un nuevo atropello contra nuestros intereses”, ha remarcado.

Categorías: CNT-AIT

Sexualidad infantil y control social

Mar, 19/08/2014 - 12:03de la tarde

Abrimos una nueva serie de debates en torno a la revista Estudios con motivo de la publicación del nº 3. Comenzamos con el artículo de la sexóloga Layla Martínez, sobre un tema tan controvertido como es el de la sexualidad infantil. Para Layla, el fenómeno del pederasta, tan magnificado en la sociedad actual, responde a una estrategia de dominación e intereses determinados. De esta forma, el alarmismo sobre esta cuestión repercute en un control y disciplinamiento social.

La libertad y la conciencia de sí mismo

P. Linares | CNT Granada

Ilustración: zetaeme

El artículo de Layla Martínez visualiza el control de las personas por medio de la sexualidad que se intenta ejercer desde los sectores conservadores y la derecha política. En este caso, apunta el caso de ese control entre los niños, por ser ellos una pieza clave en el futuro de la sociedad y las posibilidades de moldeamiento mental e ideológico de las personas. Recuerda mucho los planteamientos biopolíticos que desarrolló Foucault, así como las instituciones ideológicas que apuntó Althusser.

La autora destaca el papel de la derecha conservadora estadounidense, que tras los grandes cambios producidos en los años 70 sufren el fracaso de sus ataques contra la homosexualidad y el aborto, se centran contra los casos de la pederastia, que lo presentan como una muestra empírica del crecimiento de la degeneración de la sociedad por haber sido permisiva en aspectos de la sexualidad. Por medio de la prensa y la televisión, anuncian casos más o menos ficticios de sectas satánicas que secuestran niños y los violan en siniestras orgías.

Tal tendencia crece en los años 80 con la subida al poder de la derecha política con Thatcher y Reagan, al tiempo que surge el SIDA como enfermedad ligada a la sexualidad y con ello otra supuesta prueba de la degeneración. Por medio de expertos, psicólogos y tertulianos, muestran la pederastia como algo ligado a la violación producida por `monstruos sociales´ en las que desatar las iras de la sociedad, cuando antes los consideraban como seres endebles, débiles e inofensivos.

No comparto algunos aspectos del texto cuando adjudica que los orígenes de este discurso están en la derecha política estadounidense de las décadas de los 60 a los 80. Palabras muy semejantes vienen del psicoanálisis y diversas posturas inspiradas en la obra y figura de Sigmund Freud, cuyas grandes aportaciones a la filosofía y psicología son bien conocidas, aunque científicamente ha sido bastante relativo. Del mismo modo, el texto comete un fallo al afirmar que el cristianismo tiene una imagen del niño como un ser inocente e impoluto. No es así. En el Génesis, es evidente que para el cristianismo todos los seres humanos estamos manchados por el pecado original. Es la cultura occidental, mucho más difusa, a la vez que más antigua (por la inspiración griega, latina y germana) como nueva (reformulación de valores a lo largo de los siglos), la que ha elaborado una imagen del niño como un ser intrínsecamente inocente y bueno, que inspirará en gran parte el ideario de Rousseau respecto a la educación.

Aunque el texto no es, como se puede imaginar en un principio, una defensa de la pederastia sino un análisis de cómo surge su imaginario cuando antes no se hablaba de ello, y para qué surge, sí quiero aclarar algo al margen porque no se entra mucho en el texto: la pederastia ya existía antes de los años que menciona el texto, existió después de aquello, y existe ahora. Sin duda no es lo mismo sacar fotos a niños desnudos, que violarlos. Pero en esta propuesta más o menos abierta de elaborar desde el anarquismo un discurso propio sobre la sexualidad, como ya se hacía a principios del siglo XX donde era pionero, es necesario incidir no solo en los dos aspectos que menciona la autora al final -`reciprocidad´ y `decisión libre´- sino también un reconocimiento del concepto de la libertad en el anarquismo, que es intrínseco a la conciencia de sí mismo. Las relaciones entre adultos y personas aún en desarrollo de su crecimiento físico y psíquico no son del todo equitativas y recíprocas. Los niños suelen estar aún bajo tutelaje, están adquiriendo su identidad -que no es lo mismo que tenerla consolidada-, son endebles y manipulables bajo la experiencia y conocimiento de los mayores, y no suelen ser aún responsables y consecuentes con sus decisiones. Aunque no hablo de prohibir, sí apoyo que el anarquismo no puede reconocer la pederastia como una expresión más de la sexualidad, sin más. El mismo concepto de la libertad en el movimiento libertario lo posiciona, a mi ver, frente a la pederastia.

La experimentación sexual es necesaria

H. Hazard | CNT Cartagena

Ilustración: zetaeme

El control social sobre las masas que se da por parte de los sistemas represivos estatales, no viene muy alejado del sometimiento del miedo y el peligro de una sociedad hipócrita en la que encierra sus instintos más naturales dejándose dominar sus sentimientos, atracciones, gustos, etc.

Sobre los temas de pederastia quería puntualizar que bien es cierto que muchos han sido ridículos y creados inexistentemente pero esto no quiere decir que no hayan habido casos de pederastia, pero no por ello tenemos que tener más cuidado con las relaciones que tiene nuestros hijos e hijas con personas mayores. Sacando a la luz y creando historias irreales intentan dominarnos con el miedo, con el control absoluto de nuestros hijos, si bien es cierto que desde muy pequeños nuestros padres ejercen un control absoluto sobre nuestras vidas, sobre con quien sí y con quien no podemos estar, incluso como podemos vestir, algo que poco a poco va creando en nosotros una cierta inseguridad a la hora de tomar decisiones manejada por personas que se creen superiores a nosotros, siendo esto así que cuando aquellos niños se convierten en adultos han sido creados a base de una dominancia de control de nuestras vidas y sentimientos de los cuales ya estamos más preparados para que otros seres que suben de la nada sean capaces de controlarlos y mantenernos sometidos.

Sobre los métodos anticonceptivos, se ha creado mucha polémica durante los últimos años sobre todo por parte de la derecha ultra conservadora y la Iglesia, que nos quieren castos y puros, y que no pensemos por sí mismos, que reprimamos nuestros impulsos más naturales y que veamos como tabú cualquier palabra referida con sexo o desnudo. Quieren un control sobre nuestras vidas.

Desde un punto de vista referido al aborto y los métodos anticonceptivos, a la Iglesia le interesa que haya personas pobres, que no puedan cuidar de sus hijos, tener huérfanos a los que poder cristianizar, tener controladas a las masas bajo la excusa de que el ser humano es sagrado, pues les interesa tener personas ignorantes sometidas al miedo, todo por reprimir nuestra libertad sexual, cambiar la idea del placer que supone el sexo, por algo tabú y peligroso, sinónimo de pederastia y violaciones.

Sobre las muchas teorías que hay sobre el VIH que fue una enfermedad introducida para poder cargarse así los grupos de homosexuales y grupos de personas más libres, con la excusa de que Dios estaba castigándolos, cuando realmente se estaba haciendo una guerra sucia ayudada por la ciencia y la bioquímica, aunque debido a mi escasa información no voy a entrar mucho sobre este tema pero quería matizar este punto, de que hayan intentado crear y extender enfermedades de transmisión sexual con el objetivo de acabar con las libertades de las personas.

La sexualidad no siempre implica violencia, no siempre es pederastia, ni peligro ni miedos, cuánto más experimentemos con nuestro cuerpo, más libres y enriquecidos mentalmente seremos, porque la sexualidad es un gesto de la madurez humana como tal. Como ser humano y como persona es algo que todos necesitamos y que debemos aprender y enriquecernos como personas.

Periódico:  Periódico CNT nº 409 - Marzo 2014
Categorías: CNT-AIT

[Guadalajara] No al despido del delegado de CNT en Truck and Wheel

Dom, 17/08/2014 - 11:20de la tarde

Tras la jornada de movilización del sindicato a las puertas del almacén el martes 12, hoy, 14 de Agosto, le ha sido notificado al compañero su efectivo despido, de carácter “disciplinario”.

Desde el Sindicato de Oficios Varios de la CNT de Guadalajara expresamos nuestro total apoyo y solidaridad con el compañero, y animamos a todxs lxs trabajadorxs a difundir la noticia y sumarse a las iniciativas que se planteen en repulsa a la represión sindical y la arbitrariedad empresarial ejercida desde Truck and Wheel/BMW.

SI NOS TOCAN A UNX, NOS TOCAN A TODXSPOR LA READMISIÓN INMEDIATA DEL COMPAÑERO DESPEDIDO¡¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!!

CNT-AIT GUADALAJARA

 

Imágenes del piquete del martes 12 de agosto a las puertas de Truck and Wheel

Categorías: CNT-AIT

Problemas laborales de las personas LGTBI

Sáb, 16/08/2014 - 11:26de la mañana

Una orientación sexual diferente o tener el VIH puede conllevar graves problemas de estabilidad en el centro de trabajo.

Francisco Baute (Algarabía) | Periódico CNT

A la hora de hablar de los derechos laborales del colectivo LGTBI, lo primero que hay que decir, es que la problemática de los mismos carece de una normativa específica que lo regule, quedando bajo el amparo de normas nacionales (Constitución Española, Estatuto de los Trabajadores, Ley 62/2003….) o supranacionales (Directiva Europea 2000/78 del Consejo Europeo) que abordan esta situación de manera generalista y unida a otras realidades sociales muy diversas.

Esta llamativa carencia habría de ser suplida por los convenios colectivos a través de la incorporación de cláusulas que hicieran visible la realidad del colectivo LGTBI, tanto en relación con el reconocimiento de derechos como en el ámbito de las conductas susceptibles de ser tipificadas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, tampoco los convenios colectivos cumplen con esta función, ignorando por completo las necesidades de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales.

Por ello, no resulta extraño, que estudios recientes hablen de un 60% de personas LGTBI que han vivido algún tipo de hostilidad o discriminación en el trabajo,  y que perciben el ámbito laboral como un espacio menos seguro que el entorno social. Ello obliga a huir de los discursos políticamente correctos (instalados en muchos ámbitos políticos y sociales) que son capaces de defender la ausencia de LGTBIfobia para animar a las personas que son víctimas de algún tipo de discriminación por su orientación sexual o identidad de género, a que denuncien, a pesar de lo complejo que pueda resultar la demostración de discriminación laboral con causa y origen en dicha discriminación.

No obstante resulta conveniente señalar que este tipo de conductas no presentan un modelo homogéneo, haciéndose más o menos visibles en función de que la persona LGTBI se acomode a determinadas normas sociales o de conducta y no resulte visiblemente molesta su orientación sexual o identidad de género, lo cual, tampoco debe ser admisible, pues conllevaría a una “rearmarización” laboral mutiladora de la propia personalidad.

Transexuales y VIH/Sida

Es cierto también que, además de lo dicho anteriormente, la LGTBIfobia no se manifiesta por igual en relación con todos los grupos dentro del Colectivo, siendo especialmente dura en el caso de las personas transexuales y de las que conviven con el VIH/Sida.

En el primer caso, nos encontramos con un 55% que ha tenido algún tipo de conflicto al hacer pública su transexualidad (según datos del año 2011), generándose  problemas muy diversos en función del momento del proceso en el que se encuentren y siempre más acentuadas en las mujeres transexuales que sus homólogos masculinos. En una inmensa mayoría de los casos, estas personas, si logran encontrar un empleo, se ven obligadas a disimular u ocultar su condición de persona transexual para no sufrir discriminación o acoso.

En el caso de las personas con VIH/Sida baste aportar un dato: el nivel de desempleo  de este grupo triplicaba en 2009, al de la sociedad española en su conjunto, situándose en torno al 53,7%, siendo sometidos a todo tipo de prácticas contrarias al ordenamiento jurídico, tales como:

- Exigencia de la realización de analíticas para la detección del VIH como paso previo a la contratación.

- Realización de analíticas para la detección del VIH sin consentimiento del trabajador o trabajadora.

- Vulneración de confidencialidad de datos médicos.

- Despido o cambio de funciones y puesto de trabajo no justificados.

A este respecto, es necesario recordar que el VIH/Sida no puede ni debe tratarse como un asunto de salud laboral, y por lo tanto, la prueba es innecesaria e inexigible. Además, la persona afectada no tiene la obligación de comunicar su estado serológico ni a la empresa ni a sus compañeros y compañeras de trabajo.

Es cierto que la  reforma laboral de 2012, ha venido a complicar aún más las cosas para este grupo de personas, ya que permite que se pueda despedir a trabajadores por no acudir a su puesto de trabajo pese a estar de baja médica. De ahí, la necesidad de  plantear  una excepcionalidad a la norma que contemple la situación de personas con VIH. Como es fácilmente deducible, en estos casos, las demandas se resisten notablemente, pues el miedo a la visibilidad es mucho más acentuado.

Derechos del colectivo

A la hora de abordar las diferencias o coincidencias de los derechos laborales básicos del colectivo LGTBI en relación con el conjunto de trabajadoras vemos que, con carácter general (derecho a días libres por enfermedad de la pareja, permiso por matrimonio, permisos laborales en relación con los hijos…) hay coincidencia siempre y cuando la pareja esté unida por matrimonio, quedando, en  el supuesto de parejas de hecho, y en la mayoría de los casos, a lo que regule el convenio colectivo del sector.

No obstante sí que existe un claro ejemplo de discriminación. A saber:

Excedencia por adopción. Se permite a cualquier persona con independencia de su orientación sexual. Recordemos que, en España, pueden adoptar  personas individualmente, matrimonios heterosexuales o entre personas del mismo sexo y parejas de hecho heterosexuales.

No obstante, en el caso de parejas de hecho homosexual; nos encontramos con que solo puede adoptar uno de ellos, y es éste o ésta por tanto, quien puede solicitar la excedencia. Una discriminación que se da también en  los casos de enfermedad del menor pues solo el tutor o tutora legal es quien tiene derecho a permisos o licencias retribuidas.

En definitiva, hay que señalar que ni la orientación sexual ni la identidad de género  puede ser nunca causa legal de despido (ni de ninguna otra práctica lesiva para el trabajador), por ser contraria a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución, y que, de darse, conllevaría la nulidad de dicha  actuación y la restitución del trabajador o trabajadora en su puesto laboral.  No obstante, en la práctica -encubierta  o camuflada en otras causas o motivos- se dan con mucha frecuencia este tipo de situaciones, aprovechándose además, de la situación de estrés y ansiedad que habita en el trabajador despedido, máxime, si éste, con anterioridad no había visibilizado su orientación sexual o identidad de género, y que, además, solo cuenta con un plazo máximo de 20 días hábiles para denunciar tales hechos.

Por eso, se hace necesario que gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales y heterosexuales comprometidos con la igualdad saquemos la discriminación sexual de la escena laboral, utilicemos los pocos instrumentos normativos a nuestro alcance de manera inequívoca y hagamos de los centros de trabajo espacios libres de LGTBIfobia.

* Francisco Baute, licenciado en Derecho, es secretario de la Asociación Algarabía (asociación de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales de Tenerife).

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

Duelo de gases

Jue, 14/08/2014 - 12:22de la tarde

COLUMNISTAS | ANTONIO PÉREZ

Hace siglos, mientras trabajaba en unos astilleros de Gotemburgo, aprendí los rudimentos del comercio internacional: contemplé como unos barcos zarpaban transportando madera sueca hacia Canadá y, pocas semanas después, contemplé aún más desconcertado como esos mismos barcos regresaban al mismo puerto con maderas canadienses.

Puesto que los bosques de ambos países son aproximadamente iguales, el intercambio me pareció absurdo. Siglos después, estoy viendo cómo se repite el mismo absurdo pero esta vez con el gas en lugar de la madera y con Ucrania en lugar de Suecia pero con una diferencia: ahora sé explicarme el absurdo.

Dicho brevemente: gracias a la guerra de Ucrania, los gringos –es decir, la OTAN-, están obligando a que la Unión Europea les compre el gas que ellos venden y dejen de comprar el gas que producen los rusos. El ‘pequeño detalle’ está en que el gas ruso llega por gasoductos plenamente instalados mientras que el gas gringo ha de llegar en barcos a unos puertos con instalaciones todavía no instaladas. La cuenta de la vieja nos señala que el precio del gas gringo es incomparablemente superior al de su competidor, de ahí el absurdo. O, dicho por la alta gobiernera gringa Victoria Nuland con palabras idénticas a las de la diputada española Andrea Fabra: “Que se jodan los europeos”.

¿Cómo ha podido llegar Europa a semejante sinsentido comercial? Porque Alemania cumple el viejo papel de mamporrera de los gringos, probablemente inspirándose en Golbery da Couto e Silva, el general brasileño que preconizó la coexistencia de los imperialismos –en su caso, el gringo y el sub-imperialismo brasileño-.

Me importa un bledo ese duelo de gases pero me preocupan los guerrilleros de Donestk y Lugansk que lo están pagando con sus vidas, atrapados entre el Super-espía Putin y los nazis declarados de Kiev. Aunque los medios de intoxicación les tilden de nacionalistas, esos guerrilleros se alzaron en nombre de los Consejos Populares –soviets, en ruso-. Por cometer ese pecado y en agudo contraste con lo que ocurrió en Crimea, les están matando con cuentagotas entre los banderitas (adoradores del difunto Stepan Bandera) y el mismo Putin que, el 24.V.2009, homenajeó a Denikin, el genocida que fue derrotado por la guerrilla anarquista de Makhno cuya base estaba precisamente cerca de Donestk. Putin tiene buena memoria; nosotros, también. 

Categorías: CNT-AIT

"No había ningún marco legal para regular nuestra actividad"

Lun, 11/08/2014 - 1:31de la tarde

Hablamos con Makis Anagnostou, trabajador de la empresa griega autogestionada Vio.Me, dedicada a la producción de materiales de construcción.

J. Benítez | Periódico CNT

Fotografía: Maddy Evans

Pregunta.- Qué pasos se han dado desde los problemas de impago hasta la toma de la fábrica en 2012?

Respuesta.- La ocupación fue previa, en julio de 2012 y el punto de partida fue la Fundación de la unión de trabajadores de la fábrica que siempre se organizó de manera horizontal. Formaban parte de un sindicato pero la burocracia sindical les dio la espalda. Se ocupó la fábrica justo cuando los dueños dejaron de pagar. Los trabajadores entonces bloquearon la fábrica por lo que los dueños tuvieron que abandonarla. Desde entonces estuvo ocupada para evitar que los dueños se llevasen la maquinaria. En julio de 2012 se decidió pasar a una estructura de autogestión.

P.- ¿cuántos trabajadores de los que había inicialmente en la fábrica siguen en la lucha?

R.- Antes de cerrar había 70 trabajadores, de ellos más de la mitad formaban parte de la lucha. Parte de los mismos dejaron la lucha y emigraron a otros países o encontraron otro trabajo. En este momento los que firmaron la fundación de la cooperativa son unas 20 personas. Sin embargo esperamos que se unan más trabajadores.

P.- ¿Cuáles son problemas legales al formar la empresa?        

R.- No había ningún marco legal para regular nuestra actividad, todo eran obstáculos. La única solución que tenían era la ley que regula las cooperativas, que es la herramienta que finalmente han utilizado. Su estrategia fue dejar pasar el tiempo esperando que el problema se solucionara por sí mismo en favor de los dueños. Los trabajadores hemos podido superar las adversidades teniendo la parte económica fortalecida. La parte legal poco a poco se ha ido solucionando.

P.- ¿Cuál es la relación del sindicato con la federación del ramo a la que pertenecían y la burocracia sindical y que respuesta dieron cuando se recurrió a ellos?

R.- La confederación sectorial se vio obligada a publicar unas resoluciones en favor de la lucha ya que nosotros éramos miembros de la confederación, no porque realmente quisieran. Las centrales sindicales mostraron una aparente indiferencia ante el conflicto pero detrás de esto había intentos activos de socavar la lucha

P.- ¿Por qué ese interés en socavar la lucha?

R.- Porque las luchas autogestionadas desde abajo ponen en tela de juicio el papel de la burocracia sindical. Si todos los conflictos se organizasen de esa forma, los sindicalistas deberían abandonar sus privilegios. 

P.- ¿Cómo os organizáis en el sindicato?

R.- Poco a poco nos dimos cuenta de que la manera horizontal era la más efectiva. Todo el mundo debía participar en la toma de decisiones. Nuestra toma de decisiones es sencilla, automática y horizontal. Podemos hacer una asamblea cada día y decidir cómo distribuir el trabajo y otros asuntos.

P.- ¿Os habéis basado en otras iniciativas similares de Europa u otros lugares para llegar a esta organización horizontal?

R.- Al principio habíamos escuchado varias cosas sobre este tipo de organización pero no estábamos tan informados. Había gente dentro de la unión de trabajadores que tenía una cultura proletaria y veía a todos los trabajadores como iguales. Hicieron la propuesta de organizarse horizontalmente y esto fue aceptado. Hemos llegado a un punto donde estamos muy satisfechos con nuestra forma de organización sin embargo sabemos que no es perfecta por lo que seguramente será mejorada en el futuro.

P.- ¿Qué relación tenéis con formaciones políticas?

R.- Se ha decidido que los trabajadores que apoyen a una formación política lo dejen en la puerta de la fábrica y se interesen sólo por el bien de los trabajadores y hasta ahora lo hemos conseguido. Tenemos, sin embargo, una relación abierta con varias formaciones políticas porque nuestro proyecto es un proceso abierto pero en ningún caso interferirán con nuestras decisiones.

P.- En cuanto a los apoyos exteriores ¿Cuál ha sido el más influyente?

R.- Sin duda los trabajadores de las empresas autogestionadas de Argentina. Eran las mismas ideas que teníamos nosotros. La clase trabajadora es igual en todo el mundo. Pasaron por lo mismo que nosotros. Los trabajadores de otros lugares de Europa están más acomodados y cubiertos por el Estado de bienestar y no tienen las mismas formas de lucha que nosotros.

P.- ¿Qué aciertos y equivocaciones opináis que ha habido?

R.- Perdimos mucho tiempo intentando buscar una solución por la vía oficial (política y sindical). Esto nos restó fuerza y tiempo. Había muchos trabajadores que no eran miembros de la unión de base y no querían hacerse de la unión de base por que estaban muy cerca del dueño y aceptamos luchar con ellos a pesar de saber que sus fines eran otros. Esto resultó problemático para la lucha por que estuvieron socavándola. En cuanto a los aciertos todavía no podemos hablar mucho porque es temprano. Ahora queremos perfeccionar la manera de autogestionar la fábrica e implicar a la sociedad dentro del funcionamiento de la fábrica.

P.- ¿Todo el proceso fue pacífico o hubo algún momento de tensión?

R.- No hubo tensiones en la fábrica pero sí en las manifestaciones, entre policía y manifestantes pero la policía nunca entró en la fábrica. Su forma de intentar sabotearnos no fue la represión directa sino convencer a ex compañeros de que se opusieran a esta lucha.

P.- ¿En manos de quién está la propiedad oficial de la factoría?

R.- Vio.Me es parte de una empresa más grande que quebró. Los activos de la misma tras esto pasaron a manos del Estado según la ley de quiebras. Hay un administrador puesto por el Estado cuyo trabajo es vender estos activos y dar este dinero a los acreedores de la empresa, entre ellos están algunos trabajadores.

P.- ¿Mantienen contactos con los trabajadores que emigraron o encontraron otros trabajos?

R.- Por ejemplo, un compañero que está en Alemania ha firmado por la cooperativa para volver. Otro que está en Australia manifiesta su voluntad de volver. Otros trabajadores que encuentran trabajos temporales tienen sus ojos puestos en la fábrica para volver lo antes posible. Somos una iniciativa libertaria y cada uno puede operar como quiera.

P.- ¿La producción sigue siendo la misma que antes de la ocupación?

R.- La producción en gran medida ha cambiado. Ahora tenemos una filosofía nueva producimos productos que no dañan al medio ambiente y no contaminan ni dejan residuos. Además es una producción que podemos financiar nosotros mismos y podemos tener un producto asequible a las familias de trabajadores.

P.- Antes de ser legal (la fabrica se legalizó como cooperativa 2 días antes de esta entrevista) a quién vendíais los productos y cómo?

R.- Tuvimos problemas a la hora de distribuir el producto  ya que nuestra filosofía es que el producto sea accesible y necesitamos vender mucho volumen. Resultó muy difícil distribuirlo de manera informal. La clave para sobrepasar estos problemas fue el movimiento de solidaridad que encontraron los contactos y distribuyeron el producto. 

P.- ¿Hay mujeres integradas en el proyecto?

R.- Por el momento una, pero esperamos y deseamos que se unan más.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

[Zaragoza] Finaliza el conflicto por el asalto y robo del local de la Sección Sindical en el Ayuntamiento

Lun, 11/08/2014 - 1:16de la tarde

La Sección Sindical de la CNT en el Ayuntamiento de Zaragoza fue constituida legalmente en el año 19
93, con derecho a espacio sindical (un cuarto para reunirse y guardar los materiales de la sección) y tablón de anuncios propio. Desde entonces dicho espacio, sito en la cuarta planta del edificio del Ayuntamiento, ha sufrido tres agresiones por parte de la corporación municipal, siendo la última la más grave y que de nuevo nos ha llevado a movilizarnos y llevar al Ayuntamiento a los tribunales.

En 1998 el Concejal de personal de turno, que se ve que no tenía otra cosa mejor que hacer, entendió que no teníamos derecho al espacio sindical y decidió echarnos de él. La presión del Sindicato y una sentencia judicial puso al concejal en su sitio y a nuestra Sección Sindical en el nuestro, la cuarta planta.

En 2011 se nos impidió la entrada a nuestra sede y nuevamente la presión sindical y otra sentencia le dijo a la responsable de las relaciones con los sindicatos que debía facilitarnos el acceso a nuestro espacio.

En abril de 2012 nos encontramos con que el propio Ayuntamiento nos había asaltado y expoliado el local de la Sección Sindical, destrozando la cerradura de la puerta y sustrayendo de su interior el mobiliario y la documentación. Se solicitó la presencia de la Policía Local para que hicieran un informe y se cursó en el mes de mayo una Instancia General a la responsable de las relaciones, María José Benito, para que nos diese explicaciones. A finales de septiembre esta señora se “dignó” recibirnos alegando que no tenía conocimiento de lo sucedido y que ponía los hechos en conocimiento del Departamento de Organización para que nos retornaran los enseres de la Sección Sindical. Ante la falta de cualquier respuesta convincente, CNT decidió poner el asunto en manos de los tribunales y hacer pública denuncia de lo sucedido.

Ya en noviembre, tras los infructuosos contactos por los cauces establecidos, se decidió intervenir en un Pleno del Ayuntamiento para poner en conocimiento de lo sucedido a la Alcaldía, los grupos políticos, la prensa y la ciudadanía, entregándole documentación e informando directamente al alcalde Belloch de lo sucedido.

Pasado poco más de un mes de aquello, en enero de 2013, realizamos un piquete informativo en la sede del PSOE dada la falta de respuesta oficial y el nulo interés expresado por este partido en solucionar el conflicto, por lo que no solamente continuamos con el conflicto por la vía legal sino que además seguimos denunciando tanto el expolio sufrido, como la política laboral del Ayuntamiento en las calles. Una nefasta política laboral que se extiende a la permisividad del Ayuntamiento con las prácticas de las empresas que tienen contratas con él, como demuestra la continua conflictividad en dichas empresas como FCC Parques y Jardines o TUZSA (ahora AUZSA). Una política laboral impropia de un partido que se dice de izquierdas, como las reformas laborales impulsadas desde los anteriores gobiernos estatales del PSOE o cuando gobernaron en la DGA.

Unos meses después se suspendía el juicio, ya que el Ayuntamiento dijo en los tribunales que el local y los materiales de la sección sindical se habían repuesto.

Salimos del juicio, fuimos al local sindical y nos encontramos que faltaban materiales, como el ordenador y que se había reparado la cerradura pero no estaban las llaves. Hay un vídeo y fotos de como nos encontramos el local.

En septiembre del año 2013 por fin se realizó el juicio por la vulneración de derechos fundamentales al asaltar el local de la Sección Sindical y el ordenador con datos que fue robado a la CNT por el Ayuntamiento. En este juicio el letrado defensor del Consistorio aseguró que el ordenador había sido repuesto y que se nos ampliaba el local sindical, pasando a disfrutar también del que venía utilizando el CSL (sindicato de policías) hasta que les trasladaron junto al resto de sindicatos al edificio del Seminario.

La sentencia del juzgado fue absolver al Ayuntamiento dando por resarcida a la CNT. Sin embargo nos encontramos que el ordenador era uno nuevo y más actual, pero los datos que contenía el antiguo habían desaparecido.

Por ello se recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que dio la razón a sus colegas y al Ayuntamiento en que no debían resarcir a la CNT por el robo, ni por la obstaculización de la acción sindical de la sección a la que dejaron sin local sindical durante casi un año y medio. ¿Desde cuándo se perdona un delito por devolver lo robado? Parece ser que esto es normal con los Ayuntamientos y sus responsables.

Así que la sección sindical ha decidido dar por concluido este conflicto, no continuando con la vía judicial ante la connivencia de los poderes estatales, pero seguir luchando mediante la acción sindical desde su local en el Ayuntamiento, en el sindicato y en las calles, participando en otros conflictos de trabajadores y trabajadoras, asesorando y poniendo a su disposición los recursos con los que cuenta.

La Sección Sindical seguirá como siempre luchando por sus derechos y por los puestos de trabajo municipales.

¡ORGANIZATE Y LUCHA CON LA SECCIÓN SINDICAL DE LA CNT EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA!

Enlaces relacionados:

http://aragon.cnt.es/cnt-zaragoza-represion-sindical-en-el-ayuntamiento/

http://aragon.cnt.es/cnt-zaragoza-expolio-a-la-seccion-sindical-en-el-ayuntamiento/

http://aragon.cnt.es/cnt-zaragoza-en-el-pleno-del-ayuntamiento-contra-el-expolio-a-la-cnt/

http://aragon.cnt.es/cnt-zaragoza-concentracion-en-la-sede-del-psoe-por-la-libertad-sindical-en-el-ayuntamiento/

http://aragon.cnt.es/cnt-zaragoza-en-defensa-del-puesto-de-trabajo-municipal/

http://aragon.cnt.es/?s=ayuntamiento

Categorías: CNT-AIT

[Pineda de Mar] Cataluña, segunda marcha por la educación pública

Sáb, 09/08/2014 - 7:41de la tarde

· La asamblea amarilla organiza la segunda marcha por la educación pública

Ayer 8 de agosto se realizó una rueda de prensa para presentar la  Segunda Marcha por la Educación  Pública  desde  guarderías  hasta  universidad. La Marcha contó el año pasado con  una participación de unas 4000 personas en las etapas y actos. 

La de este año comenzará el próximo sábado 23 de agosto en Gerona, recorrerá unos 118  Km., mayoritariamente por la costa del Maresme  hasta llegar a Barcelona el sábado 30 de agosto.

Esta marcha se organiza en defensa de la educación  pública, democrática, laica, inclusiva, co-educadora, popular y en catalán. La Asamblea Amarilla está integrada por profesorado tanto interino como funcionario de guarderías, profesorado de ciclos formativos, profesorado de universidad, profesorado de infantil, primaria, secundaria, estudiantes y asociaciones de madres y padres.

Hasta  el momento hay más de 183 adhesiones al manifiesto a nivel personal,  así como de  Ampas, Asambleas Amarillas, Colectivos, Organizaciones y Sindicatos  del sector de la Enseñanza, entre los que también está nuestro sindicato CNT-AIT de Pineda de Mar. 

Durante la marcha está prevista la realización de más de 40  actividades, charlas, etc.  durante las 8  jornadas que durará dicha marcha  con recorridos por etapa más cortos que en la edición del año pasado para poder realizar dichos actos .

Durante la rueda de prensa  tomaron la palabra diferentes personas en representación de los sectores educativos: familias,  estudiantes,  profesorado de  universidad  y  de ciclos formativos , y también un compañero interino que intervino representando a  los profesores de infantil, primaria y secundaria.

Todos ellos y ellas expresaron  su malestar y rechazo en general  a las políticas  educativas tanto del gobierno central  como del de la Generalidad  por que consideran que tanto  la LOMCE  como  la LEC son dos caras de una misma moneda.

La presentadora del acto además de hacer la presentación de la Segunda Marcha por la Educación a los medios de comunicación presentes, habló sobre los ciclos formativos, los cuales ahora pasarán a ser impartidos por personal de grandes empresas, lo que conllevará en un futuro cercano a que sean éstas las que controlen la enseñanza y los contenidos de estos ciclos, lo que representa un ataque a la calidad  de la educación y por otra parte favorece  los intereses privados de estas empresas, fomentando que se encamine  a la juventud hacia la explotación laboral a manos de estas empresas utilizando los ciclos formativos.

El representante de los y las  estudiantes, ha comentado que el huelguista de hambre que  pasó 40 días  sin  comer este  año, en defensa de la educación pública, Jaume Sastre, dará  la salida de la marcha  con su intervención.

La representante de las familias ha explicado que debido a que casi el 30% de los catalanes vive en riesgo de exclusión social y que hay muchos hijos e hijas que forman parte de familias desahuciadas, su rendimiento en la escuela es menor, por lo que "se debería invertir de verdad en la infancia" para que estas situaciones afectaran a la educación  lo menos posible. También habló del cierre de líneas en la escuela pública, antes inclusive del momento de la matriculación, mientras se fomenta la escuela privada concertada pues aquí no se cierran líneas, sino que permanecen siempre abiertas para matricularse, por lo cual tanto la representante de las familias como el representante del profesorado exigieron la liquidación de los conciertos educativos, la garantía de una educación accesible y de calidad desde la infancia hasta la universidad . En este sentido, han señalado que tanto el ministro de Educación, Jose Ignacio Wert, como la consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, "intentan privatizar la educación por indicación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional", por lo que rechazan frontalmente sus políticas.

También se preguntó por la afectación de despidos, y cambios  de colegios  del profesorado interino/substituto,  por la aplicación del Decreto de Plantillas, a lo que se respondió que todavía  no se tenían  datos definitivos, esperando al comienzo del curso para valorar estos datos, aunque se piensa que puede ser muy importante esta afectación.

La Marcha culminará en Barcelona con una manifestación que irá desde Pla del Palau hasta el Parque de la Ciudadela. Los organizadores tienen muy claro que la lucha continuará i es por esto que está prevista la realización de una Asamblea el próximo 20 de septiembre en Barcelona para elaborar y decidir la agenda de reivindicaciones para el curso 2014-2015.

Desde el Sindicato de la CNT de Pineda de Mar y Comarcas os animamos a todos los compañeros y a todas las compañeras de los Sindicatos de toda la CNT a participar en esta Marcha por la Educación, en toda la marcha o en alguna de sus etapas. Por parte de la organización de la Marcha se está preparando lugares para dormir de forma gratuita y para comer a precios muy populares y asequibles para los y las participantes. Para más información sobre la Marcha podéis consultar:     assembleagroga.info/marxa

Categorías: CNT-AIT

[Salamanca] CNT consigue la estabilidad laboral de dos trabajadores en Kebab Pak Europa

Jue, 07/08/2014 - 6:23de la tarde

Kebab Pak Europa es una empresa que mantiene a sus empleados en condiciones lamentables, obligándoles a trabajar por cinco euros la hora. El tipo de contrato es temporal por un tiempo máximo de nueve meses que se van encadenando de forma indefinida, obligando a los trabajadores a firmar la liquidación sin recibir un céntimo ni disfrutar de sus vacaciones, cambiándoles de empresa en cada contrato para que no puedan mantener la antigüedad y estando dados de alta por diez horas semanales mientras trabajan catorce.

Además de todo esto los empleados no reciben el total del dinero reflejado en la nómina lo que significa que, a parte de de robarle de su sueldo, las cuatro horas semanales de más que realizan son gratis para la empresa.

Y la cosa no acaba aquí, encima las condiciones de seguridad son prácticamente inexistentes: motos sin frenos, sin luces y con las ruedas gastadas, los repartidores no han recibido ropa de trabajo ni cascos de su talla ni en buen estado.

Dos empleados de esta empresa se acercaron a CNT hartos de aguantar esta situación durante tres años. Desde el Sindicato se les aconsejó que se negaran a firmar la nómina hasta que se la abonaran completamente y cambiaran sus condiciones de trabajo. Esto desencadena que la empresa les coaccione a que firmen la nómina con la amenaza de ser despedidos. Los dos compañeros se mantienen en su decisión y este Kebab los despide inmediatamente sin ningún remordimiento.

Después de varias reuniones entre la empresa y los trabajadores sin llegar a ningún acuerdo desde CNT decidimos actuar e intentar la readmisión de los dos compañeros con unas condiciones justas para los trabajadores. La empresa se mantiene reticente a volverlos a contratar para que no se revuelva el gallinero y ofrece a los empleados despedidos una indemnización mayor a la correspondiente para no tener que readmitirlos, a lo que ellos se niegan rotundamente. Después de varias reuniones presionando a la empresa este Sindicato ha conseguido la readmisión de los compañeros, con contrato indefinido, trabajando sólo las diez horas semanales y recibiendo la cantidad reflejada en la nómina.

Categorías: CNT-AIT

"Nos hemos mostrado frente a la patronal como un grupo de trabajo bien estructurado y con las ideas muy claras"

Jue, 07/08/2014 - 4:05de la tarde

Entrevista a José Morilla, delegado sindical de CNT en INFOSA, los retenes dedicados a la extinción de incendios forestales. Después de una año de andadura, nos cuenta cómo se vive desde dentro el día a día en la labor de una sección sindical de CNT, y como encaran este verano repleto de recortes en el sector.

A. Sánchez | Periódico CNT

Pregunta.-  Una vez asentada la sección, ¿qué podrías destacar de vuestra labor durante este año?

Respuesta.- Como labor más importante de la sección sindical durante su primer año, destacaría el habernos mostrado frente a la patronal como un grupo de trabajo bien estructurado y con las ideas muy claras. Hasta ahora la gerencia de INFOSA no se había planteado que era parte de sus obligaciones respetar los derechos de los trabajadores, creyéndose poseedora de la verdad absoluta, basando su estrategia empresarial en el miedo de sus empleados a perder su puesto de trabajo.

Nuestra sección está poniendo en jaque esa sensación irreal de impunidad que hasta ahora les ha hecho posicionarse por encima del bien y del mal. Ya no son intocables. Por ello creo que si algo es destacable de este primer año es el haber dejado claro que no somos fruto de un calentón, sino que nuestras convicciones son lo suficientemente precisas como para crear en torno a ellas una estrategia sindical a corto, medio y largo plazo.

P.- Actualmente, ¿cuál es el trabajo diario de la sección sindical?

R.- Nuestro trabajo diario se puede resumir en los siguientes puntos:

-Trabajo individual de documentación interna. Todos los miembros de la Sección llevan a cabo un valioso trabajo de observación en su puesto de trabajo. Vamos anotando todo lo que consideramos que debemos analizar, para posteriormente en nuestras asambleas ponerlo en común y tomar decisiones al respecto.

-Información a los trabajadores, mediante correo electrónico, blog, twitter, etc  o visitas a nuestros compañeros. Procuramos que semanalmente reciban información sobre nuestra actividad.

-Organización de Asambleas.

-Relaciones con organizaciones externas a INFOSA, con el fin de aunar objetivos.

-Redacción de comunicados, burofaxes, estudios, etc.

-Contacto constante con el grupo de acción sindical de Villaverde y el grupo de jurídicas.

P.- ¿Cuál ha sido la reacción de la empresa ante la creación de la sección?

R.- La empresa desde el primer momento ha optado por la estrategia del no reconocimiento. A pesar de todos nuestros esfuerzos por establecer un cauce de comunicación distinto al ya habido y demostrar constantemente nuestra buena fe y los deseos de negociación, la única respuesta ha sido la no respuesta. No recogen los Burofax mandados, no aceptan mantener una reunión ni aún cuando fijamos una fecha concreta. Nos impiden la celebración de Asambleas en centros de Empresa.

Utilizan a algunos de los miembros del Comité de Empresa para tratar de desacreditarnos, para lanzar bulos que perjudiquen nuestro trabajo y evolución. Realmente no nos importa demasiado, ya que el trabajo que realizamos es evidente muy a su pesar y en líneas generales los compañeros tienen claro los lugares que ocupamos y a quién obedecemos cada uno. Por otro lado todas estas irregularidades de no reconocimiento están denunciadas ante la Inspección de Trabajo.

P.- ¿Crees que hay libertad sindical en INFOSA?

R.- La libertad sindical no existe en Infosa y nunca ha existido. Son muchos los ejemplos, desde el compañero de la sección Jose Sierra, despedido  por promover una asamblea de trabajadores fuera de horario laboral y actualmente con sentencia nula en primera instancia, a todos y cada uno de los componentes de la sección y gente simpatizante. Compañeros represaliados y encerrados en sus bases por expresar opiniones en contra; otros, desplazados de sus centros habituales. INFOSA sólo entiende el trabajo de cualquier sección sindical siempre que sea controlado por ella, si no es así, la niega, la difama y la reprime utilizando su habitual política anacrónica de cortijo.

P.- ¿Cuál ha sido la reacción por parte del resto de trabajadores?

R.- Primero hay que entender que en INFOSA nunca ha existido un comité de empresa que realice la función que se le presupone, siempre ha estado limitado y manipulado, tanto por la empresa como por el propio sindicato. Por ello los trabajadores han tenido claro que no existía nada que defendiera sus intereses, siempre han visto que no ha habido respuesta a los atropellos o a las injusticias, por ello se ha impuesto el miedo y la falta de respuesta.

Ante esta situación, la respuesta a la sección de los compañeros ha sido muy buena en cuanto a la afiliación, sin embargo el miedo por represalias instalado desde hace años hace que la implicación de los compañeros en acciones directas se vea muy limitada. Es algo que nos preocupa mucho y sobre lo que estamos trabajando.

P.- ¿De qué forma apoyan los compañeros del sindicato a la sección?

R.- Desde el primer día nos hemos sentido muy arropados, tanto por la secretaría de acción sindical de Villaverde como por el resto de compañeros. Nos han ayudado mucho a ir quitándonos los miedos que teníamos y a ir enfocando y creyendo en las estrategias de lucha, han trabajado mucho con nosotros. Tanto ellos como el Grupo de Jurídicas han sido fundamentales en nuestros avances, tanto a nivel profesional como por la forma de trabajar con nosotros. Tenemos claro que no hubiera sido posible de otra manera.

P.- ¿Esperáis un verano tranquilo en la actividad sindical?

R.- No, en absoluto. Han eliminado 18 puestos de trabajo, tenemos un compañero y miembro de la sección despedido. Compañeros de la sección que les han reducido los contratos a 4 meses, compañeros represaliados por participar en las asambleas, la Administración haciendo caso omiso a todos estos problemas, demandas y denuncias vigentes, y ningún viso de que exista posibilidad de solución. Tanto por esto como por la estrategia concebida el verano va a estar muy caliente.

P.- Una sección sindical conlleva mucho trabajo y mucho tiempo, ¿merece la pena? ¿lo volveríais a hacer?

R.- Desde luego que merece la pena, por muchos motivos. Exige mucha dedicación sobre todo cuando el contexto es de lucha constante. Se produce mucho desgaste cuando la pelea sindical se alarga mucho en el tiempo. Pero esta claro que lo volveríamos a hacer.

P.- A nivel personal, ¿cómo ha influido en tu situación laboral y sindical?

R.- A nivel personal ha supuesto la posibilidad de encontrar una forma de luchar ya no sólo de forma global contra los abusos y el despotismo de la patronal, si no que en el aspecto particular este año he podido a través de la sección tratar de revertir mi situación represiva dentro de la empresa, encontrar la seguridad en las acciones, en el trabajo diario sindical  y en el fundamento jurídico.

Al principio no tenía claro que la seguridad está en la lucha, en la significación, en la actitud, ahora no me cabe ninguna duda.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

[L´Hospitalet] continúa la huelga en WFS por el despido de tres compañer@s

Lun, 04/08/2014 - 7:31de la tarde

Los primeros días de la huelga convocada por la sección sindical de la CNT en WFS Barcelona han dado muchísimo de sí. Tanto aferrarse al silencio, negarse a negociar, hacerle el vacío a la sección sindical, hasta que la dirección de la empresa por fin se posicionó. Y lo hizo de una forma muy propia y digna de un Oscar de Hollywood. Coincidiendo con el primer día del paro publicó un comunicado dirigido a la plantilla, declarando la huelga convocada manifiestamente ilegal. 

 

Sorprendentemente, los directivos de esta empresa no sólo optaron por apropiarse de facultades que bajo ningún concepto le corresponden, como el hecho de determinar la legalidad o ilegalidad de una huelga. También interpretaron de forma muy particular la fijación de los servicios esenciales, designando a trabajar al 70% de la plantilla, incluidos algunos miembros del comité de huelga. Sobra remarcar que los servicios esenciales se incumplen descaradamente ya que la intención de producir a pleno rendimiento es más que evidente.

 A pesar de la actitud coercitiva y vulneración del derecho fundamental de huelga por parte de la empresa un día sí y otro también, la presión ejercida por la sección sindical ha dado sus primeros frutos. La primera semana del paro coincidió con la fecha de juicio de uno de los compañeros despedidos. El resultado - el reconocimiento de nulidad del despido por parte de WFS BCN y el abono de indemnización correspondiente al trabajador. Así que, en el aeropuerto del Prat, la huelga y actividad de la mencionada sección sindical sigue yendo viento en popa, dando una lección de dignidad a muchos trabajadores y trabajadoras y recordando que todavía hay dos compañeras despedidas y en espera de recuperar su puesto de trabajo.

 

Categorías: CNT-AIT

Abusos en la factura de la luz

Lun, 04/08/2014 - 11:32de la mañana

El proceso de liberalización del sector eléctrico iniciado en España en 1997, gobernando el PP, continuó con el PSOE quién en 2009 designó a cinco empresas (Endesa, Gas Natural, Fenosa, Iberdrola, HC Energía y E.ON), las únicas que pueden vender la energía eléctrica a tarifa.

Felipe Serrano (FACUA) | Periódico CNT

Siempre vinculado a directivas comunitarias, nos dicen que con la finalidad de beneficiar al consumidor, sin embargo ha conllevado hasta el momento en España una subida del precio de la electricidad de casi el 80% en los últimos diez años. Subidas que se han visto agravadas por la subasta impuesta por el Gobierno del PSOE en 2009, que introdujo un plus de especulación en el sistema. Ello ha supuesto un incremento espectacular de las quejas de los consumidores, situándose en la actualidad en el tercer sector con más consultas y reclamaciones.

Pobreza energética

Esta liberalización ha ido acompañada de la famosa “puerta giratoria”, ya que entre estas compañías y las de gas ha dado lugar a que 24 altos excargos públicos de los distintos gobiernos de España (Felipe González (PSOE) y José María Aznar (PP), entre otras personalidades) encuentren cabida en estas empresas eléctricas.

Sin embargo la pobreza energética y la exclusión han aumentado en estos años. España es el cuarto país de la UE con más personas en situación de pobreza energética. Siete millones de españoles gastan más del 10% de sus ingresos en pagar las facturas de la luz y cuatro millones no pueden mantener sus viviendas a una temperatura adecuada en los meses duros de invierno.

Al despropósito regulatorio emprendido en estos últimos años por distintos gobiernos, se suma ahora, la nueva metodología de cálculo de los precios de la luz y su facturación, aprobada por el ministro Soria. No se entiende como una norma de tanta importancia, se ha tramitado sin una participación activa de los legítimos representantes de los consumidores, que sólo pudieron conocer el contenido de la norma con un escaso plazo de cinco días para hacer las oportunas alegaciones. Este aspecto, entendemos que vulnera los principios básicos de la participación ciudadana (que los deja a su mínima expresión), evidenciando una clara falta de voluntad por parte del ministerio de Industria y Energía de establecer procedimientos de participación que hagan del consumidor y sus representantes sujeto activo, y no meramente pasivo, en cuanto a la regulación de un sector como es el energético que afecta  en las condiciones de vida de los ciudadanos, representando un suministro básico y esencial para una vida digna y previos ya a los alarmantes avisos que se están produciendo, no solo desde organizaciones sociales de España sino también desde organismos internacionales en relación al aumento de la pobreza energética.

Tarifas para no saber

Los consumidores tendrán ahora tarifas diferentes en función del tipo de contador instalado en cada domicilio y de su integración, o no, en un sistema de telegestión que genera una clara discriminación entre los consumidores y que impedirá conocer realmente el precio de la electricidad antes de que  llegue la factura. El precio de kw/h se calculará cada hora y en base a perfiles de consumo estimados durante todo el periodo de facturación (1440 tarifas distintas). Todo ello conforme a una fórmula matemática de cálculo de tal complejidad que el Gobierno debe habilitar una herramienta para que posteriormente el consumidor calcule y compruebe si su factura es correcta.

Por lo que el galimatías que se ha regulado, y que aplicarán las empresas eléctricas a todos los consumidores domésticos, pone en evidencia que este sistema dista mucho de ser un sistema de precios fácil, transparente, comprensible y comparable. Este sistema facilitará a las compañías nuevas subidas injustificadas y provocará un autentico caos, con un recibo infinitamente más opaco que hará prácticamente imposible verificar si se producen errores o fraudes en la facturación. Es un caótico modelo tarifario el impuesto en España por el gobierno del Partido Popular, que ahora nos recorta hasta el derecho a saber el precio de la luz. No podemos olvidar que la propia Ley de 24/2013 de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, establece en su artículo 44 el derecho a «ser suministrados a unos precios fácil claramente comparables, transparentes y no discriminatorio».

Vulnera la legislación española en materia de consumo ya que no se conocerá el precio del servicio con antelación a su aplicación y cobro y además se modificará el mismo sin facilitar esta información previamente a los usuarios de manera que puedan decidir si aceptan o no las nuevas condiciones que estable su compañía comercializadora.

Derechos vulnerados

La metodología de cálculo de los Precios Voluntarios para el pequeño Consumidor (PVPC) y su régimen jurídico de contratación plantea que los usuarios no podrán conocer de antemano las tarifas que les aplicarán. Así el importe de cada KW/h consumido será distinto cada día o cada hora, según el tipo de contador que tengan instalados los consumidores.

El nuevo sistema de tarifas impuesto por el Gobierno, no sólo facilitará a las compañías nuevas subidas injustificadas, sino que vulnera la legislación española en materia de consumo, según lo recogen los artículos 20 y 60 del Real Decreto 1/2007, de 16 de noviembre, en el artículo 85.10 de la citada norma se consideran abusivas «las clausulas que prevean la estipulación del precio en el momento de la entrega del bien o servicio». La información sobre el precio de un servicio antes de su contratación en un derecho esencial de los consumidores, reflejado en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.   

Asimismo se debería entender como práctica abusiva de acuerdo al artículo 85.7 de Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores  Usuarios y otras leyes complementarias, según el cual: «Las cláusulas que supongan la supeditación a una condición cuya realización dependa únicamente de la voluntad del empresario para el cumplimiento de las prestaciones, cuando al consumidor y usuario se le haya exigido un compromiso firme».

La nueva factura no va a ser entendida por los consumidores y desde luego va a ser más difícil demostrar los errores y es que implica la imposición al consumidor del pago de tarifas que no conocerá hasta recibir la factura y que dependerán del mecanismo de fijación en el mercado mayorista diseñado por el Gobierno del PP a finales de los 90. Los problemas van a surgir el primer mes: cuando un usuario reciba un susto porque el mercado se haya disparado y llegue una factura más que alta en su precio. ¿Qué pasará cuando empiece a llegarle al usuario la factura con un precio distinto cada hora?. El Gobierno actual, lo que ha hecho es desentenderse, ya que lo ha dejado en manos de las  empresas y estas están en manos de bancos nacionales como BBVA, Santander o extranjeros como Golmand Sanchs.

Mayor exclusión social

Para los consumidores vulnerables no está recogida la diferenciación del procedimiento de suspensión para este tipo de usuarios, en este sentido ante la situación de aumento de la pobreza energética en España que afecta irremediablemente al acceso de una parte de la población a un suministro esencial y básico como es el eléctrico y la inexistencias de medidas que impidan que una familia o usuario pueda ser privado de electricidad, generando con ello mayor exclusión social, por la imposibilidad de hacer frente a los altos precios del suministro, afectando a un colectivo cada vez más desprotegido, el consumidor doméstico y que no se le garantice que no  le será suspendido el mismo durante aquellos periodos en los que la temperatura externa pueda poner en peligro la salud de aquellos ciudadanos que no tengan acceso al suministro.

Prácticas fraudulentas

Las empresas eléctricas vienen utilizando prácticas comerciales fraudulentas por las empresas eléctricas, como que realicen visitas a los domicilios de los usuarios o  contactando por teléfono a raíz de los cambios que se han efectuado en la normativa que regula las tarifas con la entrada en vigor del Real Decreto 216/2014 de 28 de marzo, para pasarlos del mercado regulado al libre, a pesar de no haber (a veces) dado su consentimiento para ello. Al pasarse al mercado libre las tarifas a aplicar son fijadas libremente por cada empresa así como las condiciones de contratación. Para ello ofrecen un descuento del 10% ó 15% que no es tal, ya que solo es sobre la potencia contratada y además les imponen un denominado «servicio de asistencia técnica» por importe de 6 Euros o más en la factura bimensual, que es como un seguro, que ya lo tiene cubierto el consumidor con el seguro hogar de su vivienda. Estos nuevos contratos recortan sus derechos y eliminan algunas de las obligaciones impuestas a las eléctricas que permanecen vigentes en el mercado regulado.

Endesa y sus facturas con ICP

Algunas compañías como Endesa, utilizan prácticas fraudulentas contra sus usuarios, ya que les vienen pasando desde hace más de dos años, en la factura bimensual un importe de Penalización por ICP de 6 € o de 12 € e incluso de más cuantía, la inmensa mayoría de sus clientes, no saben a que corresponden, cuando preguntan que es el ICP (que significa Interruptor de Control de Potencia) y se ponen en contacto con la compañía, esta les indica que es la Penalización por no tenerlo instalado en su domicilio, sin embargo no les comunicó de una manera cierta que era obligado tenerlo. Por lo que, se está Endesa beneficiando de miles de euros, sin haber cumplimentado sus obligaciones de aviso a sus clientes.

Iberdrola incoada

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado expediente sancionador a Iberdrola Generación por su actuación previa a la subasta del pasado diciembre y que el Gobierno anuló para evitar una subida de la luz del 11%. Iberdrola puede ser sancionada en base al artículo 60, apartado 15 de la Ley del Sector Eléctrico en vigor en aquellas fechas. Este artículo establece que «una infracción muy grave» la «manipulación fraudulenta que altere precio». Iberdrola niega haber cometido irregularidades sobre manipulación de precios en torno a la subasta, la CNMC abrió un análisis sobre aquellos días y en un primer informe, determinó que se habían producido «movimientos atípicos» y quedó pendiente de concluir un segundo informe.

De confirmarse las gravísimas irregularidades, Competencia debe de aplicar la multa máxima que fija la ley para las infracciones muy graves. Las irregularidades constatadas por la CNMC ponen de manifiesto una vez más la necesidad de desarrollar una auditoria histórica sobre el déficit de tarifa con el objeto de determinar si las eléctricas han venido hinchando artificialmente los precios de la luz desde la liberalización del sector emprendida hace década y media.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

Urbanismo revolucionario en el Gijón de 1936–1937

Sáb, 02/08/2014 - 9:29de la tarde

El derrumbamiento del entramado de poder estatal en julio de 1936 supuso una oportunidad única para Gijón de realizar una serie de reformas urbanas de marcado carácter revolucionario.

Pedro Pablo Bazán | Periódico CNT

Fotografía: AMG (Colección C. Suárez)

Tras el derrumbe del aparato estatal republicano a partir del 18 de julio de 1936, en Asturias se establecen dos formas de organización diferentes entre sí según las bases de las mismas. En Sama, el Comité Provincial del Frente Popular y en Gijón, el Comité de Guerra, que influenciaba no sólo el área de Gijón sino la franja costera que va desde Avilés hasta Villaviciosa.

El Comité de Sama, de mayoría socialista (P.S.O.E. y U.G.T.), con el diputado a Cortes González Peña a la cabeza, constituirá formas de gobierno que tratarán de continuar con la legalidad republicana. El de Gijón, de clara inspiración anarquista y revolucionaria, organizará todos los aspectos de la vida cotidiana durante el periodo de la guerra-revolución (dirección de las milicias, abastos, vigilancia, trabajo, etc.) en base a sus principios libertarios. Éste a su vez se descentraliza en los distintos comités que han ido formándose de forma espontánea (de fábrica, de barriada, etc.) De esta forma, se suprime el uso del dinero y se prohíbe el cobro de servicios, todos se suministraba a través de los vales editados por los comités respectivos. El propio presidente de la República (Manuel Azaña) se quejó, escandalizado, de este hecho.

Entre septiembre y octubre de 1936 y con Largo Caballero asumiendo la presidencia del Gobierno de la República, se establece en toda la zona republicana un intento de reconstrucción del Estado y de sus órganos, lo que en Gijón supuso la sustitución del Comité de Guerra por una Gestora Municipal, al frente de la cuál fue nombrado como Alcalde, Avelino González Mallada (ex Secretario General del Comité Nacional de la C.N.T., ex director del periódico CNT y no mucho antes, Secretario General de la Regional de Asturias, León y Palencia). Esta nueva Gestora Municipal desarrolló sus funciones hasta agosto de 1937, siendo sustituida por un nuevo Consejo municipal, una vez ya instalado en Gijón el Consejo Soberano de Asturias y León.

El periodo de la Gestora Municipal, será una época de especial relevancia para la ciudad de Gijón, ya que entre sus objetivos se encontraba realizar una profunda reordenación urbana, tendente a regularizar y mejorar tanto la ya por entonces, caótica estructura urbana, como las barriadas obreras.

Se empieza por las demoliciones, usando un tramite burocrático directo por el que la incautación y el derribo se efectuaban tras el preceptivo acuerdo municipal quedando pendiente el posible pago de indemnizaciones. Fueron así demolidos los destartalados balnearios en estado de abandono de la Playa de San Lorenzo: Las Carolinas y La Favorita, cuyo estado de conservación suponía un riesgo público, martillos de casas: en la calle Capua, las populares Casas de Veronda, la manzana donde estaba el Hospital de Caridad, el acceso al arrabal de La Rueda, el antiguo Mercado Jovellanos, etc. y aquellas estructuras que impedían el ensanchamiento de las principales vías de comunicación (principio de la Avda. de Schultz, Carretera de Oviedo, calle de Fernández Vallín, etc.). 

Durante el transcurso de la guerra también serán derribadas dos iglesias parroquiales: San Pedro -en plena primera línea de playa- y San José, y otras sufrieron importantes daños que hicieron necesaria su reconstrucción al acabar el conflicto, como la de San Lorenzo.

Las demoliciones, realizadas entre octubre y diciembre de 1936, serán paralizadas por el veto de la Consejería de Obras Públicas del órgano político regional, por estar en contra de la forma de realizar las ocupaciones de fincas urbanas, es decir, por no atenerse éstas a la legalidad republicana anterior a la sublevación militar.

En junio de 1937 se lanza un ambicioso Plan de Reformas, aprobado en agosto y en el que se planificó una estación central y única para autocares y trenes, con dos emplazamientos posibles, el primero donde estaba situada la Estación de Ferrocarril del Norte y el segundo en la zona de La Braña que comunicaría con una nueva vía a construir con el centro de la ciudad, (paradójicamente 77 años después aún se está en proceso de realizar un plan parecido, con la estación intermodal).

Además, se planificó una vía costera que permitiría recorrer todo el litoral gijonés, de Este a Oeste, lo que conllevaba el derribo de iglesia de San Pedro, así como el del Club de Regatas, centro de reunión de la alta sociedad gijonesa, emplazados ambos en primera línea de costa, colindantes a la playa de San Lorenzo. Si bien sí se realizó el derribo de la Iglesia de San Pedro (ya dañada por un bombardeo republicano durante la Revolución de 1934), no ocurrió lo mismo con el Club de Regatas. Aún así, en la actualidad se ha trazado una senda que permite pasear por toda la costa del municipio de Gijón, a excepción de la parte que ocupa el citado Club de Regatas.

El plan, preveía además, la construcción de una ronda de circunvalación que desviara el trafico rodado pesado de la ciudad (realizada 60 años después), y la creación de zonas verdes en los barrios obreros (retomada parcialmente también a partir de los años 80).

El plan recogía viejas aspiraciones de reformas urbanas de los Ayuntamientos republicanos que los intereses particulares burgueses habían paralizado. Esta es la clave principal de  la transformación de la ciudad que introducía el plan: se primaba el interés general colectivo, al superarse las restricciones impuestas por el concepto de propiedad privada de la legislación republicana.

El plan se construyó sobre los principios racionalistas y humanistas típicos del pensamiento libertario de la época, se adelantó décadas a las transformaciones urbanas posteriores, y de haberse completado en su totalidad, hubiera hecho de Gijón una ciudad más racional en lo urbano, más integrada con el hombre y la naturaleza y, sobre todo, ajena a los intereses del capitalismo.

Además de su relevancia urbanística, el Plan permitía el empleo de toda la mano de obra disponible, la que no había ido, voluntariamente, a formar parte de las milicias. Este factor unido a las colectivizaciones realizadas en sectores claves del panorama laboral gijonés de la época (pesca, industria naval, etc.) permitió rozar el pleno empleo en el municipio, lo que propició que junto a la correcta organización de la retaguardia se garantizara la provisión de suministros para la ciudad.  Si bien esta situación inicial se vio rápidamente desgastada por el transcurso de la guerra, ya que la movilización de la población civil supuso la desaparición paulatina de la mano de obra, y unido este hecho al aislamiento del Frente Norte, se generó una escasez general de suministros.

Tras el final de la Guerra Civil, las autoridades franquistas, observando la utilidad del plan retomaron en parte el mismo en el que sería el: Plan Valentín Gamazo de 1947, obviando aspectos que eliminaban su carácter revolucionario y de servicio al pueblo (reconstrucción de la iglesia de San Pedro lindando el litoral, mantenimiento de las instalaciones del Club de Regatas, etc.), finalmente el choque, de nuevo, entre los intereses particulares y los generales hizo que la mayor parte de las grandes transformaciones previstas en el nuevo plan quedaran en papel mojado.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT

Los anarquistas

Jue, 31/07/2014 - 10:09de la tarde

COLUMNISTAS | MONCHO ALPUENTE

Los anarquistas son como las chinches, viven agazapados en las costuras de la sociedad, son prácticamenter invisibles hasta que un día, mejor una noche, abandonan sus madrigueras y atacan a los indefensos humanos que están a su alcance, saltan de los colchones y con sus picaduras soliviantan el merecido descanso de los trabajadores.

Los anarquistas son una plaga, están por todas partes pero solo se detectan cuando pican con voracidad salvaje. Su vecino de arriba puede ser un anarquista, cuidado con los anarquistas. Los anarquistas dice el jefe superior de Policía están preparando un gran atentado aunque ellos no lo sepan. El jefe superior está bien informado porque su ministro de lo Anterior tiene línea directa con el Espíritu Santo desde que este se le apareció en un casino de Las Vegas y le atrajo de nuevo al redil diciéndole: «De que te vale ganar al black-jack si pierdes tu alma». Los anarquistas no tienen alma porque son, ante todo, unos desalmados que no respetan nada, ni la propiedad privada, ni a Dios ni al Rey, ni a la. Virgen Y hasta ahí podíamos llegar, los artefactos pirotécnicos que colocaron los anarquistas del comando Mateo Morral han despertado de su letargo a los nuevos inquisidores y a sus centuriones, el anarquismo vuelve a estar ahí, entre los radicales, los indignados, los insumisos, los republicanos, los antisistema, los del 15 M, forman parte de todas las mareas y son más difíciles de detectar que los yihadistas, por ejemplo, porque a veces no llevan barba y nunca lucen turbante. Los anarquistas prefieren el desorden a la injusticia y saben que ha llegado el tiempo de desordenar a conciencia el tinglado de la antigua farsa que se tambalea y a la que quieren seguir apuntalando  los grandes partidos. Los anarquistas dan mucho miedo a las gentes de orden y de gobierno, los anarquistas siempre están ahí para cuando los gobernantes necesiten amedrentar a sus súbditos. ¡Que viene la mano negra!. O nosotros o el caos… pues el caos, porque a ustedes ya les conocemos y cada día va a ser más difícil que nos vendan su burra. Rebuznan, luego cabalgamos.

Periódico:  Periódico CNT nº 413 - Julio 2014
Categorías: CNT-AIT