CNT-AIT

Distribuir contenido
Actualizado: hace 3 horas 16 mins

"Hubo muchos experimentos sindicales en nuestro país y todos fracasaron porque se corrompieron"

Lun, 12/05/2014 - 10:00de la mañana

Cercana a cumplir los 113 años de lucha y con grandes gestas en su haber, hoy la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) es un sindicato modesto que justo antes de la crisis económica inició su proceso de reactivación. Pasada una década, los frutos empiezan a llegar. Hablamos con Jacinto Cerdá, su secretario general.

I. Nistal | Periódico CNT

Pregunta.— Parecen quedar ya demasiado lejos aquellos episodios vividos en vuestro país y que recorrieron el planeta en 2001 con la grave crisis económica y el llamado corralito. ¿Cómo han transcurrido los acontecimientos desde entonces? ¿Cómo está la situación actualmente?

Respuesta.— La crisis del 2001 fue, sin duda, un hecho histórico en nuestro país y ha dejado un remanente en la conciencia colectiva. Han surgido muchas experiencias colectivas renovadoras, pero lamentablemente, de a poco, todo se fue ordenando por los cauces impuestos por el sistema. El país fue repuntando económicamente, acompañado de una reorganización social a partir de la intromisión del Estado en diferentes ámbitos de la sociedad hasta entonces librados a su suerte. Con la llegada del kirchnerismo a partir del 2003 muchos movimientos sociales, en su momento combativos, fueron captados por el Estado e incorporados orgánicamente a su proyecto político, desmovilizando a sus seguidores.

La situación actual es de descomposición, estamos sufriendo una inflación cada vez más pronunciada y la solución del Gobierno fue decretar la devaluación, lo cual está liquidando el poder adquisitivo de los sectores más débiles. Se intenta mostrar para afuera que es un país rentable para la inversión poniendo un techo a las negociaciones salariales, mientras los sueldos no alcanzan a cubrir las necesidades básicas.

Esta situación está derivando en un clima enrarecido, en el cual el Gobierno está buscando su mejor retiro para el año que viene, poniendo a los trabajadores en el medio de estas negociaciones con la oposición y las multinacionales.

P.- Sin embargo, esa crisis en determinados casos provocó que la clase trabajadora se volviera más unida y solidaridad. ¿Es ese el caso de las empresas recuperadas? ¿Qué relación habéis tenido con ese movimiento? ¿Y con el movimiento piquetero?

R.- Esta pregunta es la más recurrentemente formulada por los compañeros de otros países que no han tenido la oportunidad de conocer personalmente la situación en Argentina. Pero creo que es necesario aclarar ciertas apreciaciones que se toman a la distancia.

La crisis del 2001 abrió la puerta a muchos cuestionamientos y a la experimentación de procesos de lucha a los cual no se estaba acostumbrado en ese momento. En un principio, a la catástrofe económica se le sumo una crisis de hegemonía en el sistema de representación política, representado en la frase «¡Que se vayan todos!». Este cuestionamiento había dado pie a sistemas de organización que retomaban los principios asamblearios, pero que fueron hábilmente desarticulada a partir de una reconstrucción de tejidos clientelares una vez que el Partido Justicialista retorno al poder, transitoriamente con Duhalde, y luego con Néstor Kirchner (legado que hoy continua su esposa Cristina).

En el caso de los movimientos piqueteros y las empresas recuperadas, fueron movimientos originados por la crisis económica como medios para solucionar de manera inmediata las necesidades imperantes. Es así, que ya en la década del ´90 se forman los primeros Movimientos de Trabajadores Desocupados (MTD), que popularizaron los cortes de ruta o “piquetes”, en reclamo de una ayuda económica o material por parte del Estado.

Las Fabricas Recuperadas, también atienden a esta lógica de buscar una solución urgente ante el inminente cierre o abandono por parte de la patronal. La solución hallada fue lógica: impedir que la fabrica quede cerrada y sin funcionar, y los trabajadores sin tener donde trabajar, por lo cual se decidía quedarse dentro de la fabrica y ponerla a funcionar por más que el patrón ya no esté presente.

Ahora bien, esto es solo una descripción de estos dos movimientos en abstracto, y lo que sucede es que suele mal interpretarse esta explicación con que estos casos pueden derivar en un cambio social más generalizado y posiblemente revolucionario, y ahí es donde es importante señalar las diferencias. 

Por ejemplo: en el caso de las empresas recuperadas se hace propaganda de que al no tener la dependencia contractual con el patrón se puede dar pie a un sistema de producción distinto en beneficio de los trabajadores, pero la realidad marca que una vez que se superó la resistencia al desalojo del establecimiento y se lo pone a funcionar nuevamente, surge las dificultades para insertar ese producto nuevamente en el mercado, mantener precios y proveedores, cuando no pedir préstamos para renovar las máquinas, para lo cual se necesita tener los papeles de la empresa en correcto estado. Esta dicotomía podríamos decir que fue saneada con algunos decretos y finalmente con la Ley de Fabricas Recuperadas del 2011, la cual le otorga un marco jurídico a estas “nuevas” empresas.

Lo que no cambia es justamente su organización empresarial, ya que los trabajadores pasan a ser socios de la cooperativa que montan, implementando la misma forma organizativa a la cual estaban acostumbrados, manteniendo jerarquías, diferencia salarial, excepto en aislados casos donde las decisiones se tomen en asamblea y las ganancias son repartidas de manera equitativa.  

Que la gente peleó por no quedar en la calle es más que cierto, y hasta admirable, pero creer que eso emprendió un proceso revolucionario en nuestro país es totalmente falso. La mayoría de las empresas recuperadas, hoy en día, funcionan gracias a los trabajos que le encarga el Estado. 

P.- ¿Cómo definiríais el transcurrir de la F.O.R.A. en los últimos años?

R.- La F.O.R.A. ha empezado un proceso de reorganización justo antes de que estallara la crisis del 2001, y esa renovación de participación popular que desato el diciembre del 2001 conllevo a que las personas se aboquen a los tipos de organización que mencione anteriormente, ya que la acción sindical estaba diezmada por la precarización y la inestabilidad laboral. Por ese entonces los compañeros se abocaron  a la creación de pequeñas agrupaciones de trabajadores y a la propaganda, con la intención de retomar la historia de nuestra organización y dar a conocer los principios que sostenemos. De a poco fueron surgiendo otros núcleos de la F.O.R.A. en ciudades del interior del país, y a medida que la situación se fue estabilizando (por así decirlo de una manera) resurgieron las protestas sindicales a las cuales nos abocamos.

Se fue afianzando nuestra orgánica federalista, y se dio a conocer la organización en ámbitos en donde era desconocida.

Hoy en día, cada compañero, como cada Sociedad de Resistencia de la F.O.R.A. tiene el firme compromiso de dar pelea en el ámbito laboral donde se trabaja, educarse y propagar nuestra creencia en la necesidad de organizarse sin representantes, ni dirigentes políticos. 

P.- En las últimas fechas se puede apreciar abundante información de acciones solidarias y de conflictos laborales llevados a cabo por vuestro sindicato como son la lucha contra los despidos en Kromberg & Schubert o en Heladerías Grido. ¿Cómo se están desarrollando estas luchas?

R.- Claro, no solo participamos de conflictos donde nuestros compañeros están involucrados, sino que también apoyamos aquellas luchas donde los trabajadores han sido abandonados y traicionados por su propio sindicato, o que por ya conocer su accionar deciden manejarse de manera autónoma. En estos casos nosotros buscamos ofrecerle nuestro apoyo, solidarizándonos con lo que podamos. Por ejemplo, en el caso de Grido, una Sociedad de Resistencia de la FORA emprendió una campaña de denuncia contra esta empresa a partir de que algunos trabajadores se acercasen a la organización y comentaran las pésimas condiciones laborales a las cuales están sometidos. Por el momento no se inicio un conflicto frontal para no exponer a los compañeros que trabajan allí, pero ha servido para que mucha gente se interese en nuestros reclamos.

La situación en Kromberg & Schubert es distinta, esta es una fabrica con muchos operarios, ubicada en un parque industrial, y el conflicto se da a partir del despido de casi 30 trabajadoras y trabajadores. El sindicato que los representa esta totalmente comprometido con la empresa, por lo cual la pelea se da a través de canales no institucionalizados, o sea la acción directa, y es por eso que nosotros nos prestamos a colaborar de lleno. Asistimos tanto a las asambleas, como a los piquetes en las calles de acceso a la fábrica, a fin de impedir la producción. Como esto no es una tarea fácil, y se necesita de muchas personas, brindamos nuestro apoyo para su más pronta solución.

P.- ¿Tenéis relación con otros sectores obreros, sindicales o sociales? Recientemente pudimos dar cuenta en nuestras páginas de vuestra campaña de solidaridad hacia los Petroleros de las Heras...

R.- Esta es una pelea de gran envergadura, ya que estamos hablando de una condena a cadena perpetua a cuatro trabajadores, que en el marco de una protesta salarial termino siendo asesinado, de forma por demás extraña, un agente policial. En el proceso se cometieron muchas irregularidades y se extrajo testimonios a fuerza de golpizas.

Para nosotros, este caso es utilizado por el Estado como ejemplo, para amedrentar a todos aquellos que salen a luchar.

En este tipo de luchas, como en todas aquellas de envergadura, coordinamos con las agrupaciones de trabajadores que se manejan autónomamente de los sindicatos, ya que confluimos en lugares y actividades en común. También así, con las organizaciones anti represivas.

P.- ¿Con qué trabas os encontráis a la hora de llevar a cabo vuestra actividad en las empresas y en la calle? ¿Existe mucho control y represión por parte del Estado? 

R.- Primero que nada nos encontramos con una Ley que restringe las libertades sindicales y establece una sola organización gremial por empresa y en la mayoría de los casos, por industria o rubro. 

En estos momentos, el Estado está colaborando junto a las fuerzas represivas, en la intimidación y represión de los trabajadores que, así como nosotros, osan querer luchar por sus derechos por fuera de las estructuras sindicales legalizadas. 

P.- ¿Qué nivel de aceptación pueden tener los postulados anarcosindicalistas en la sociedad argentina? 

R.- Creo que hubo muchos experimentos sindicales en nuestro país y que todos fracasaron porque se corrompieron y defraudaron a la gente. Nuestros postulados, que si bien no son precisamente anarcosindicalistas, logran calar hondo en todos aquellos que se vieron tentados alguna vez por propuestas aparentemente radicales pero que en el fondo no buscaban más que sumar ovejas a su rebaño y hacer política en nombre de los trabajadores.

Nuestra propuesta de lucha gremial, hoy en día, es totalmente renovadora.

¿Sin dirigentes, sin alianza con el Estado, ni con partido político alguno? No existe nada por el estilo acá, nuestra tarea se haya justamente en hacerle llegar a los trabajadores nuestra forma de organización; la asamblea, la horizontalidad, la acción directa, el federalismo y el internacionalismo.

P.- ¿Tenéis algún tipo de proyecto en marcha o en mente en el que se pueda ir desarrollando las tesis anarquistas?

R.- Nuestra tarea está en llevar las ideas anarquistas a la práctica gremial, proponer otra forma de organizarse, de relacionarse. Despejar el camino y apuntar directamente a donde tenemos que golpear. Hay mucha politiquería en el ambiente sindical que empantana, por eso creemos que nuestra propuesta puede ser loable.

Por otro lado, hemos cobrado como un mote de referentes del anarquismo en el movimiento obrero del país, y no solo por la historia de años pasados de la FORA, sino por lo que hacemos nosotros actualmente. Tenemos ética en nuestro trabajo, y no prescindimos de nuestra ideología para hacerlo. Somos, a su vez, el referente gremial dentro del anarquismo y no nos parece mal. La cuestión esta en poder crecer y cobrar mas protagonismo.

Periódico:  Periódico CNT nº 410 - Abril 2014
Categorías: CNT-AIT

La última cruzada

Dom, 11/05/2014 - 12:58de la tarde

COLUMNISTAS | MONCHO ALPUENTE

De guardia en la frontera sur del demediado imperio europeo, gendarmes y cruzados de un continente blanco y cristiano al mando de un ministro sacristán, mitad monje, mitad soldado de un ejército armado con pelotas de goma y protegido por un muro de cuchillas, estamos a un paso de poner campos de minas para contener la “avalancha”, la “invasión” de los parias de una tierra que nunca fue suya aunque la trabajaran y regaran con su sangre.

Moros en la costa y subsaharianos famélicos, hambrientos que solo se alimentan de falsas esperanzas y de sed de Justicia universal.  Hijos y nietos de esclavos que llaman a las puertas de los hijos y nietos de los amos blancos que los explotaron y expoliaron y que hoy no quieren verlos llamando a su puerta.

Entre las diversas y malvadas formas de colonialismo o canibalismo económico patentadas por las potencias coloniales en África, la colonización española dejó sus infames secuelas, la travesía del desierto del pueblo saharaui y la corrupción del gobierno de Guinea Ecuatorial siguen planeando sobre nuestro horizonte. La dictadura torpemente camuflada de Obiang, su cleptocracia y su régimen de terror sitúan a este país africano compitiendo en primera línea en la reñida pugna de la infamia global. Pero negociar con Guinea S.A., empresa familiar que controla los recursos naturales del país, como el petróleo, sigue siendo muy rentable. El gobierno español con la inconcebible colaboración del Instituto Cervantes ha invitado al déspota iletrado  a dar dos conferencias en Bruselas sobre el uso del español en África,  espero que pronto le nombren doctor “horroris causa” por la Complutense… 

Periódico:  Periódico CNT nº 410 - Abril 2014
Categorías: CNT-AIT

"Lo que me interesaba era saber qué lleva a una persona a hacerse vegana"

Sáb, 10/05/2014 - 12:42de la tarde

Entrevistamos a Xabier Ortiz de Urbina, director del documental ¿Cómo que cómo como? Un relato sobre sobre eso que cada día tenemos sobre nuestro plato y que llamamos comida.

M. Cobo | Periódico CNT

Pregunta.- ¿Por qué un documental sobre veganismo?

Respuesta.- La verdad es que fue una cuestión personal. Yo me fui a Barcelona a vivir para hacer un Máster de Documental, y allí me metí en un piso de habitaciones compartidas, donde no conocía al resto. Así conocí a Matías, el chico que ocupaba una de las habitaciones. Poco a poco nos fuimos conociendo y, entre otras cosas, me contó que era vegano. A mí la palabra me sonaba pero tampoco tenía ni idea de en qué consistía, qué ideología había detrás ni nada. Pero me interesó mucho el tema, y al estar haciendo un Máster de Documental, simplemente uní las dos piezas, y me creé a mí mismo la necesidad de hacer algo con todo aquello. Hay que recalcar también que el documental se centra en la rama de la alimentación dentro del veganismo. He excluído cosas como el activismo animalista, los santuarios de animales, y también otros ramales del anti-especismo como son la tauromaquia, la peletería o la experimentación de fármacos y cosméticos en animales. Decidí hacerlo así porque, aparte de que me parece demasiado abarcar todo el veganismo en un solo documental, el tema de la comida es el que más nos toca a todos. Porque no todos vamos a los toros, o no todos vestimos abrigos de piel, pero sí que todos comemos. De ahí el título.

P.- ¿Qué reacción quieres obtener del público que vea el documental? ¿Qué reacciones ha tenido hasta ahora?

R.- Mi objetivo principal con este documental es, simplemente, dar a conocer esta idea, o esta ideología, si quieres, con la que yo en un momento de mi vida me choqué. Porque creo que es algo desconocido para mucha gente. Desconocido porque en los medios de comunicación es algo obviado, cosa que me parece normal, porque si a una cadena Campofrío le paga tanto por cada anuncio, ¿cómo va a salir esa cadena diciendo que Campofrío son unos cabrones asesinos de animales? El termino vegetariano sí que es más conocido, pero al final se confunde todo en una especie de humareda verde en la que no se sabe muy bien qué es qué. Por eso me pareció que podía estar bien explicarlo, dejar claro en qué consiste esto del veganismo y el anti-especismo. Las reacciones luego que sean las que tengan que ser. Puede que a alguien le toque la fibra, o puede que otra persona muestre indiferencia, o puede que haya alguien a quien le parezca una soberana estupidez todo esto. De momento, en el estreno que hicimos en Donostia, hubo reacciones de todo tipo. Entre la gente más adulta hay mucha curiosidad. Pese a que todo esto se les hace como de marcianos, algo incomprensible, muestran mucha curiosidad por conocer y saber más acerca del veganismo. Otros me han dicho que tal vez se plantearían cambiar de hábitos, otros me han dicho que según llegaron a casa de la proyección se comieron un chuletón. Creo que la gente reacciona de formas muy diferentes dependiendo de la educación, el entorno cultural, etc.

P.- ¿Por qué elegir el formato de testimonios?

R.- Lo cierto es que no tuve demasiado tiempo para pensar la forma, trabajar en un guión ni nada porque estaba haciendo el máster y ya estaba bastante ocupado, así que esto era para los ratos libres. Según fui investigando, viendo vídeos y demás, me dio la impresión de que se hablaba mucho de activismo, de ideología, de represión contra el Movimiento de Derechos Animales, pero a mí lo que de verdad me interesaba era saber qué le lleva a una persona a hacerse vegana, y eso no aparecía por ningún lado. Por eso tenía claro que quería hacer algo sobre personas, y no sobre un movimiento, ni sobre una organización. Y los testimonios al final son eso, personas que te cuentan algo: en este caso por qué se hicieron veganos, por qué siguen siéndolo qué significa para ellos, entre otras cosas.

P.- ¿Las imágenes sobre tratamiento de animales son vuestras?

R.- Todas las imágenes de archivo utilizadas son propiedad de Igualdad Animal; se pueden encontrar todas en su canal de Vimeo. Me las han cedido gratuitamente.

Periódico:  Periódico CNT nº 410 - Abril 2014
Categorías: CNT-AIT

[Tarragona] Jueves 8 de mayo, jornada de lucha solidaria con diversos conflictos sindicales

Vie, 09/05/2014 - 10:11de la tarde

La CNT de Tarragona destinó el pasado jueves día 8 a una jornada de lucha solidaria con diversos conflictos sindicales. Por la mañana, un primer piquete informativo acudió a la sucursal del Banco Santander situada en la calle Ramón y Cajal en solidaridad con el delegado de la Sección Sindical de CNT en Isban (filial informática del Banco Santander), siendo ésta la cuarta concentración realizada por el mismo conflicto. Recordemos que el delegado sindical fue despedido por denunciar la cesión ilegal de trabajadores/as, una práctica muy habitual en esta empresa.

Ya por la noche, se realizó otro piquete en Domino's Pizza, en la Rambla Nova, para exigir la readmisión de un compañero despedido en Vigo por esta empresa. Después de 9 años trabajados, Domino's Pizza lo echa mediante un despido disciplinario inventado con tal de no pagarle la indemnización correspondiente, y al mismo tiempo, dejarlo inmediatamente en la calle.

En ambos casos, se repartieron cientos de octavillas y se informó también a los trabajadores/as. La respuesta fue muy positiva, mostrando muchas personas interés y sumándose a los actos de boicot y solidaridad.

CNT Tarragona

Categorías: CNT-AIT

Interpretar

Vie, 09/05/2014 - 4:32de la tarde

COLUMNISTAS | ENRIQUE HOZ

A primeros de Marzo tuvo lugar en Bilbao el Global Forum Spain que dicho así parece una especie de espectáculo circense-deportivo y que en realidad no era más que un encuentro de especímenes parasitarios que se reunían para adularse y comerse los mocos por lo maravillosamente bien que gestionan la vida de millones de personas imponiéndoles unas condiciones de vida que ni esos mismos gestores soportarían.

El festín se desarrolló en el Guggenheim, museo que ha servido, además de para liarse uno con su escritura y su pronunciación, para que muchos bilbaínos descubriesen que antes ya existían otros museos en la villa.

Como sucede en estos casos, el dispositivo policial desplegado fue enorme y la plataforma formada por varios sindicatos, entre ellos la CNT, y diversos movimientos sociales convocó movilizaciones. ¿Resultado? Enfrentamiento entre cuerpos represores y manifestantes en la Gran Vía, con rotura de mobiliario urbano, escaparates de comercios y lunas de entidades bancarias.

Al siguiente día hubo quien se interesó por mi parecer sobre el estado en el que habían quedado ciertas zonas de la Gran Vía, ejemplo básico de interés trampa. Tengo la costumbre de dar respuestas con una ambigüedad directamente proporcional a la ambigüedad de las preguntas que me formulan, así que despaché su duda con un sencillo “Es evidente que prefiero pasear por la Gran Vía sin cristales rotos”. Tras escuchar mi contestación, se destapó el típico lumbrera, prototipo de alumno aventajado especializado en telebasura, con un “Luego condenas los actos de vandalismo”. No pude evitar la sonrisa y recordarle que yo solo me puedo responsabilizar de lo que digo, no de lo que otro quiere interpretar.

Como tenía buen día decidí explayarme un poco más, de ese modo le ampliaba su margen de interpretación. “Mira –proseguí-, la Reforma Laboral de los peperos hablaba de incentivar a los emprendedores, pues para ponerla en práctica hay quien la ha emprendido a hostias con las lunas de los bancos. ¿No se refería a eso la Reforma Laboral? Entonces todo queda reducido a un malentendido por cuestiones semánticas. Ya dispones de tema para seguir interpretando”. Fin de la conversación.  

Periódico:  Periódico CNT nº 410 - Abril 2014
Categorías: CNT-AIT

Podemos perder el tiempo votando... o podemos organizarnos

Vie, 09/05/2014 - 8:32de la mañana

Votar: dícese de aquel acto de irresponsabilidad que consiste en meter una papeleta en una urna y esperar a ver qué pasa.

Y decimos irresponsabilidad porque supone delegar nuestro poder de decisión, nuestro juicio y nuestra capacidad de organizarnos y convivir. Esta delegación supone la anulación de la autorregulación de la sociedad por sí misma quedando subyugada al poder económico y político de unos pocos. Esta delegación supone que aceptamos lo que ellos decidan.

Algunos argumentos utilizados para convencerte de votar:

"Si no vas a votar no tienes derecho a quejarte". Fruto de una distorsión absoluta del funcionamiento de las estructuras políticas y ante la cual quizás lo mejor es responder con otra frase categórica que dice que "la queja es el muro que separa la necesidad de la acción, lo que hay que hacer es actuar".

"Hay que votar porque vivimos en democracia". Demo=pueblo, Cracia=poder. Parece un chiste de Mafalda.

"Son las normas del juego que hemos aceptado todos". Considerar que la constitución del 78 ha sido decidida por todos, es mucho decir, y ya no solo por su cuestionable proceso de "transacción" política, por los condicionantes de presión y chantaje de dicho referéndum, sino por una cuestión simplemente biológica, pues nadie que tenga menos de 56 años tuvo siquiera la oportunidad de votarla.

"Hay que parar a la derecha". Argumento utilizado cual "hombre del saco" por quienes se reclaman de izquierdas... pero que cuando llegan al poder llevan a cabo políticas de derechas.

"La política es un servicio público". La clase política, permitid la ironía, sí que está bien privatizada. Viendo a quién favorecen con sus decisiones, llamarles servidores públicos es una broma.

"Hay que votar porque los políticos nos representan". Curioso truco de magia a través del cual depositando un papel en una urna y a imagen y semejanza de Dios, que está en todas partes y todo lo sabe, este poder pasa al político que lo utilizará para solucionar nuestros problemas. Salta a la vista que los votantes no hacen seguimiento de los incumplimientos del "programa electoral" de los partidos cuando gobiernan.

 

MÁS DE LO MISMO O LAS FALSAS ILUSIONES

Es necesario cuidarse de los nuevos grupúsculos políticos que, en el actual contexto de hastío popular, tratan de renovar las esperanzas en el parlamentalismo. Bajo una apariencia rupturista y radical (recuperar los espacios de debate e intervención ciudadana, eso sí, sin decirnos cómo...) nos venden una vez más la misma moto, basada en la delegación política mediante votaciones, y que se evidencia en un programa electoral populista (sólo se significan en las cuestiones actualmente más mediáticas). Esto, cuando no encarnan directamente un fascismo de nuevo cuño. No nos ofrecen soluciones en el mundo laboral, siendo este el ámbito que más tiempo nos ocupa en la vida y el pilar sobre el que se sustenta todo lo demás. Sus programas carecen de cualquier estrategia para salir del binomio capitalismo-estado, quedándose solamente en ofrecer la promesa de un capitalismo con rostro humano bajo la tutela de un gobierno formado, esta vez sí, por personas honradas.

 

¿Y QUÉ ALTERNATIVAS HAY?

Están muy interesados en que tengamos miedo al cambio, en hacernos creer que vivimos en el mejor de los sistemas posibles, porque si no, "nos comeríamos unos a otros".

La antropología política nos muestra distintos ejemplos reales de múltiples tipos de estructuras sociales que han vivido de forma horizontal durante miles de años.

La historia ofrece múltiples ejemplos de estructuras sociales horizontales creadas por el movimiento obrero, desde el colectivismo, al comunismo libertario o al mutualismo.

A día de hoy también surgen ejemplos de búsqueda de alternativas, desde los grupos de consumo a las cooperativas integrales.

Desde CNT hacemos un llamamiento a tomar el control de nuestras propias vidas y a organizarnos, porque para cambiar las cosas hacen falta personas que hagan, no que deleguen. En CNT promovemos la abstención activa, pues no se trata sólo de no legitimar sus procesos electorales (desmovilizándonos y acomodándonos, esperando pasivamente que otros hagan nuestro trabajo), sino de participar directamente en la solución de nuestros problemas, agrupándonos en colectivos y organizaciones horizontales y asamblearias, manteniendo la independencia económica y política, sin injerencias, y al servicio de los intereses de la clase trabajadora.

 

Ni queremos, ni podemos, ni sumamos votos: nos organizamos.

 

Secretariado Permanente del Comité Confederal de CNT

Categorías: CNT-AIT