77 Aniversario de la revolución social española. Recuperar el espiritu libertario del 19 de julio.

Recuperar el espíritu libertario y revolucionario del 19 de julio en el 77 aniversario de la Revolución Española.

 

Este 19 de julio se cumple el 77 aniversario de la Revolución Española de 1936.

Setenta y siete años del proceso revolucionario con el que trabajadores y trabajadoras enfrentaron el golpe de estado fascista, dispuestos a no retroceder y luchar por una sociedad basada en la libertad, la solidaridad y el apoyo mutuo, que acabara con siglos de injusticia y explotación.

La confabulación del fascismo español y europeo, y el miedo de las democracias liberales  a los trabajadores organizados, permitieron ahogar en sangre estas aspiraciones, implantando un régimen asesino que durante más de 40 años practicó el terror contra las organizaciones obreras y muy especialmente contra la CNT.

Una represión que abatió especialmente los pueblos y ciudades de Andalucía, dónde la oligarquía impulsó una política de genocidio contra obreros y campesinos que llenó por decenas de miles las cunetas y las fosas comunes de los cementerios, dónde aún hoy permanecen muchos de nuestros compañeros y compañeras, para vergüenza de un régimen que se autodenomina democrático, cuando no es sino continuación institucional del régimen franquista y que se ha demostrado incapaz de restituir la dignidad y perseguir a los culpables de aquellos crímenes, cuando no ha bloqueado, cualquier intento de recuperar la memoria, especialmente la libertaria.

Tras más de 30 años de gobiernos de uno u otro color político, los represaliados siguen en las cunetas y las fosas y los responsables de los asesinatos y sus herederos, siguen ocupando las instituciones, y acaparando el poder económico, político, judicial y  religioso.

Si hace 77 años, el golpe militar trató de acabar con las conquistas y organización obreras, objetivo último del fascismo, al servicio de los intereses de una oligarquía política y financiera, el régimen político surgido de la llamada transición, no ha hecho sino continuar ese camino.

La ley de amnistía, las políticas de olvido y deformación de la historia y la negativa a perseguir a los responsables de los crimenes franquistas,  son la otra cara de la renuncia a la ruptura con la dictadura, de la firma de los Pactos de la Moncloa y los que le siguieron, y de la configuración de un régimen sindical y político que imposibilitara cualquier resistencia popular contra las sucesivos ataques a los derechos de los trabajadores, como no hemos dejado de denunciar en estos años.

Ahora que ese régimen hace aguas, ahora que la corrupción sale a la luz, cuando las ratas abandonan el barco, y cuando para cada vez más sectores populares se hace evidente que la única prioridad de este sistema es garantizar los intereses de las oligarquías económicas y financieras, cuando se han roto las expectativas de progreso creadas mediante un raquítico estado del bienestar incapaz de tapar ya la realidad de explotación y destrucción del tejido social y natural que el capitalismo ha generado, es el  momento de recuperar el espítitu libertario y revolucionario del 19 d ejulio, aquel con el que los sectores populares tomaron las calles, los campos y las fábricas, apostando por la autogestión de sus vidas hace ahora 77 años.

Para eso los trabajadores necesitamos de organizaciones fuertes y combativas, que hagan temblar a Troikas e instituciones financieras, como las que hicieron temblar hace 77 años a terratenientes y caciques.

Continuar la lucha y hacer de la CNT, una herramienta de lucha con capacidad de enfrentar este sistema corrupto, es el mejor homenaje que podemos hacer a los compañeros y compañeras cuya lucha conmemoramos hoy.



Secretariado Permanente del Comité Regional de Andalucía - CNT