9 de Septiembre - CNT Andalucía ocupa dependencias de la Seguridad Social exigiendo pensiones dignas para tod@s.

Hoy lunes, 9 de septiembre, alrededor de 100 militantes de la CNT- Andalucía acaban de ocupar las instalaciones de la Seguridad Social en C/María Auxiliadora, 4 en Sevilla en protesta por los recortes en el sistema público de pensiones propuesto por el Gobierno del PP, a instancias de la Troika y de las instituciones finacieras internacionales y en favor de pensiones públicas dignas para tod@s y tod@s.

Cerca de 100 cenetistas, de distintos puntos de Andalucía, han ocupado las dependencias de la Seguridad Social en C/Maria Auxiliadora, 4 de Sevilla  , reclamando la retirada del recorte de pensiones propuesto por el Gobierno y pensiones dignas para la clase trabajadora.

Con esta ocupación la CNT pone en marcha una campaña para exigir pensiones dignas para todos y todas, con medidas para el reparto del trabajo y la riqueza, llamando a movilizarse contra los nuevos recortes de derechos previstos por el gobierno.

CNT rechaza las propuestas del “grupo de expertos” que el gobierno ha planteado en la mesa de negociación a los sindicatos institucionales y a la Patronal, y que, en la misma línea que las anteriores reformas, no hace sino recortar derechos y prestaciones a los trabajadores y trabajadoras  en su jubilación. CNT rechazó en 2011, el acuerdo que sobre pensiones alcanzó el gobierno del PSOE con la patronal y CCOO y UGT, y que asumía los principales argumentos del dicurso neoliberal sobre las pensiones públicas Acuerdo del que se deriva la nueva reforma como una nueva vuelta de tuerca destinada fundamentalmente a recortar el gasto público en pensiones , recortando el poder adquisitivo de los y las pensionistas.

Para CNT las pensiones se han de financiar con las contribuciones de la sociedad, bajo el principio “de cada cual según sus posibilidades, a cada cual según sus necesidades”, asegurando pensiones dignas para todoy todas. Para ello, las contribuciones empresariales y financieras a las pensiones deben aumentar (sus beneficios no han dejado de aumentar mientras nuestros salarios están en caída libre). Está claro que las pensiones no son una prioridad del Estado (no así como el pago de la deuda, introducido en la Constitución en cuanto lo exigió la clase empresarial).

Para CNT, las pensiones, junto a la sanidad y la educación públicas y el apoyo a la dependencia deben estar en el primer lugar entre los gastos de la sociedad. Los sistemas privados de pensiones no deben tener ningún apoyo público. Es necesario tomar el control social de los sistemas públicos de protección social apostando por su autogestión y democratización por parte de los propios trabajadores, usuarios y la colectividad en general, con medidas  para el reparto del tiempo de trabajo y de reducción del paro.