CNT convoca huelga por despidos y cesión ilegal en Transportes Generales Comes

• Desde el 26 al 31 de julio los trabajadores de la contrata ODESSA estarán en huelga
• TG Comes ya ha comunicado la rescisión del contrato y despido de los trabajadores afiliados a CNT

Transportes Generales Comes está demostrando ser una empresa líder en vulnerar los derechos fundamentales de los trabajadores. Después de que los trabajadores de la contrata del servicio de control de cocheras y recaudación de Transportes Generales Comes en Cádiz, actualmente subcontratada a la empresa ODESSA, afiliados a la CNT, decidieran demandar a la Comes por cesión ilegal a principios de mes y decidieran convocar huelga indefinida, Comes decide rescindir el contrato con la empresa auxiliar provocando el despido de los afiliados al sindicato.

TG Comes sabe que la Inspección de Trabajo lleva meses investigando la cesión ilegal por iniciativa de la Sección de CNT. Sabe que hay pruebas más que suficientes para que los trabajadores ganen el juicio por cesión ilegal, y los tribunales les obliguen a incorporar a los trabajadores de la contrata. Pero en un acto de chulería, ha decidido rescindir el contrato a ODESSA y asumir el servicio, al parecer, con personal propio.

El problema principal de TG Comes ha sido la falta de diálogo con los trabajadores de la empresa auxiliar, y el hecho de contratar a empresas piratas como ODESSA, especializadas en aparecer y desaparecer de la noche a la mañana, pagando a los trabajadores el salario mínimo interprofesional y cometiendo abusos de forma sistemática. Los trabajadores de ODESSA tienen convocada una huelga indefinida desde el 26 de julio para reivindicar sus derechos, aunque esta huelga terminará el 31 de julio porque es cuando su relación laboral será extinguida.

CNT comienza mañana, junto a la huelga, un proceso de movilización. Se repartirán miles de panfletos en distintos puntos de la ciudad. Otra fecha clave será el 6 de agosto. A las 11:00 se celebrará una concentración en las puertas del CMAC, en la calle Barbate, coincidiendo con el acto de conciliación por la demanda de cesión ilegal.

El sindicato exige a TG Comes que reconsidere su actuación y abra un proceso de negociación que permita la integración de los despedidos en su plantilla.