CNT demanda al Ayuntamiento de Adra por discriminación salarial de las limpiadoras municipales

 La central anarcosindicalistaconsidera que existen hechos objetivos que prueban una discriminación salarial continuada contra este colectivo de trabajadoras

El pasado 19 de junio, la sección sindical de CNT  presentaba en el Juzgado de lo Social de Almería, una demanda por vulneración de derechos fundamentales contra el Ayuntamiento de Adra, concretamente, por discriminación salarial por razón de género de las limpiadoras municipales. Con esta  demanda, se inicia una singladura por los tribunales que esperamos acabe con la discriminación salarial que padecen  estas trabajadoras desde hace demasiado tiempo y por consiguiente, que se  reconozcan  los derechos económicos que corresponden a este colectivo.
 
En la actualidad, las limpiadoras perciben tan solo, el 65% del complemento específico, uno de los conceptos retributivos que aparecen en la nómina,  cuya cuantía se establece en las tablas salariales del convenio colectivo. Una circunstancia que no pasa por ejemplo, con la categoría profesional de peón, un colectivo que tiene asignado la misma cantidad en este complemento salarial. En la actualidad un  peón cobra 225,14 € y las limpiadoras cobran 158,87 €. Es decir,  66,27 € menos  cuando  las dos categorías profesionales pertenecen al mismo grupo y el convenio colectivo establece las mismas cantidades para ambos. Para CNT,  queda claro que hay discriminación porque concurre la circunstancia de que todos los puestos de peón son ocupados por personal masculino y esa parece ser la razón y no otra  por la que perciben una mayor retribución por lo que estaríamos ante una discriminación salarial por razón de  género del colectivo de limpiadoras ya que, el 100% de este personal son mujeres y no ante  una simple reclamación de cantidad.
 
Para la CNT esta práctica retributiva ejercida por el consistorio abderitano carece de toda justificación y de toda base normativa y supone de facto, una discriminación por razón de género. Con esta actitud, el Ayuntamiento de Adra, podría estar vulnerando una amplia legislación social encaminada erradicar la discriminación entre hombres y mujeres, tanto en el de ámbito nacional como internacional. Desde preceptos constitucionales contrarios a la discriminación o  la Ley 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, hasta directivas del Parlamento Europeo y  convenios internacionales ratificados por el Estado Español como el 100 y 111 de la OIT.
Recientemente, las limpiadoras del Ayuntamiento de Adra, se han movilizado para denunciar públicamente la discriminación laboral y salarial que padecen y han llevado ante la Inspección de Trabajo la discriminación que sufrieron hace unos meses, al ser excluidas de la entrega del vestuario de invierno que si recibieron otros colectivos de trabajadores municipales. Una actitud, que el ayuntamiento de Adra se vio obligado a corregir como esperamos que ocurra, a medio plazo, con la discriminación salarial que están denunciando estas trabajadoras.