Readmitido el compañero en la cafetería de la UPO

Nunca nos cupo la menor duda; como ya advertimos hace un año y siete meses, la CNT no pararía hasta conseguir la readmisión de nuestro compañero Juan Diego, quien se ha reincorporado recientemente a su puesto de trabajo en la cafetería de la universidad Pablo de Olavide.

Los trabajadores y trabajadoras de la cafetería Plaza de América de la UPO, gestionada por la empresa Arjona Porcel S.L., llevaban ya tiempo hartos de los abusos de la empresa, quien cuenta con un amplia experiencia en condenas por abusos laborales a lo largo y ancho de Andalucía. Sanciones injustificadas, cambios en los horarios y retrasos en el pago de sus salarios, son los principales motivos que llevan a los trabajadores de la cafetería de la UPO a organizarse en CNT, constituyendo la sección sindical en la empresa y nombrando a Juan Diego como delegado de la sección. Arjona Porcel S.L. no tarda en responder con el despido de Juan Diego, poniendo como excusa un permiso retribuido para visitar a un familiar hospitalizado.

Tras muchos meses de concentraciones, demandas a la empresa y negociaciones con la universidad, quien se negaba a asumir responsabilidad y tomar cartas en el asunto, la presión de los y las trabajadoras de CNT contribuye de manera decisiva a que finalmente se expulse a Arjona Porcel de la Universidad, negociando con la nueva empresa adjudicataria la readmisión de Juan Diego en sus condiciones anteriores, sin necesidad de llegar a juicio.

Así, tras un largo conflicto, Juan Diego y el resto de compañeros se encuentran trabajando normalmente, y la sección sindical plenamente consolidada.

Desde CNT queremos agradecer a todos aquellos que han contribuido con su solidaridad a que nuestros compañeros hayan recuperado sus derechos y a que se le haya devuelto a Juan Diego su puesto de trabajo. En especial queremos agradecer a los estudiantes de CEUPO su colaboración en todo momento, tanto con su participación en las concentraciones como a la hora de ayudarnos con cualquier tema logístico. ¡GRACIAS CEUPO!