Biografia: David Antona Domínguez

El 22 de noviembre de 1904 nace en Bercimuelle (Salamanca) el militante anarquista y anarcosindicalista David Antona Domínguez. Durante la dictadura de Primo de Rivera estuvo exiliado en Francia, con su compañera María Isabel González, desde 1925, trabajó como obrero en una fábrica de Salnitraria, donde fue uno de los instigadores del movimiento huelguístico. El 23 de marzo de 1927 fue inscrito en el control de anarquistas de la Policía francesa. En 1930 participó activamente en el grupo de exiliados españoles de Burdeos «Cultura Popular», que realizaba representaciones teatrales en provecho de los presos en España.

En agosto de 1931, con la proclamación de la República, la pareja volverá a Madrid, donde hizo trabajo de albañilería y fue un destacado militante de la FAI y de la CNT. Durante la República hizo mítines - en Granada, en mayo de 1932, Navalmoral, en 1933 - y escribió un libro, Ni frente único ni alianza obrera: comunismo libertario. Anarquía (1934).

Junto con Cipriano Mera, Antonio Moreno Toledo y otros, dirigió la famosa huelga madrileña de la construcción en 1936, formando parte del Comité Directivo. Intervino en el gran mitin-asamblea de mayo de 1936 en pro de las reivindicaciones del ramo de la construcción, lo que le llevará a la cárcel.

El 18 de julio de 1936 fue liberado por sus compañeros y fue nombrado provisionalmente secretario general del Comité Nacional de la CNT, cargo que ejercerá hasta octubre, cuando cedió a Horacio Martínez Prieto. El 19 de julio lanzó un ultimátum al gobierno Giral dándole tres horas para abrir las puertas de las prisiones - la CNT tenía entonces unos 30.000 militantes encarcelados - sino quería que fuera la propia CNT que los liberara, fue así como fuerza militantes (Mera, Julio, Antonio Verardini Ferreti, Marín ...) fueron liberados. Después de haber lanzado un llamamiento a la resistencia desde Unión Radio, participó el 20 de julio en el asalto del cuartel de La Montaña, donde se había atrincherado el general fascista Fanjul.

Luchó en la Columna de Mera, con la que se apoderó de Guadalajara y de Alcalá de Henares en julio, interviniendo en otras acciones bélicas. Fue el ideólogo de la creación de la Columna «España Libre». En septiembre defendió la conveniencia de entrar en el gobierno de Largo Caballero, pero sus tesis fueron derrotadas en el Pleno Nacional del 3 de septiembre de 1936. Durante la guerra fue uno de los puntales de la CNT madrileña de la que fue secretario general tras Isabelo Romero, elegido en el Pleno del 28 de julio. Poco después viajó con Gaston Leval en Francia para adquirir armas. En noviembre de 1936, con Miguel Inestal, enviado por el Comité Regional del Centro, acudió a Bujaraloz para forzar la venida de Durruti en el Madrid asediado.

Habló en el mitin parisino del 18 de junio de 1937 en el Velódromo de Invierno organizado por el movimiento libertario francés en apoyo de la Revolución española. En diciembre de 1937 representó a la CNT, junto con Federica Montseny, Benito Pabón, José Xena Torrent, Horacio Martínez Prieto y García Oliver, en el Congreso Extraordinario de la AIT de París. En enero de 1938 participó en el Pleno Económico de Valencia. Ejerció de gobernador civil de Ciudad Libre (antigua Ciudad Real) hasta el final de la Guerra.

Al final de la contienda fue encarcelado en Albatera y condenado a muerte en marzo de 1940, pena que será conmutada por 30 años de prisión. Cayó muy enfermo de tuberculosis en la prisión de Porlier y en 1943 se encontraba encarcelado en Santa Rita. Liberado en diciembre de 1943, no se pudo recuperar de la enfermedad y murió el 15 de marzo de 1945 en Madrid. Además de organizador, fue redactor del diario CNT y destacó en oratoria - de renombre fue su gira propagandística con Magriñá y Ricardo Sanz por Castilla y León en 1936.