CNT-El Puerto detecta amenazas empresariales por ejercer el derecho de huelga el próximo 29M

  • El sindicato ha convoca huelga general para el 29 de marzo
  • Se anima a los trabajadores de El Puerto a comunicar anónimamente este tipo de abusos

Desde la CNT de El Puerto de Santa María queremos denunciar públicamente que varias empresas de nuestra localidad están coaccionando a sus empleados para que no secunden la huelga general convocada por CNT y otras centrales sindicales para el próximo 29 de marzo. Llama la atención lo mucho que se habla de la “violencia” de los piquetes que informan de la huelga y lo poco que salen a la luz las amenazas que padecen miles de trabajadores de este país cuando tratan de ejercer el derecho de huelga. Sin embargo, la violencia empresarial ha llegado a formar parte de las relaciones laborales de este país.
Los motivos de la Huelga General
La huelga general ha sido convocada con el objeto de frenar la Reforma Laboral. Dicha reforma va a transformar radicalmente el trabajo tal y como lo hemos entendido hasta ahora. Otorga todo el poder a la parte empresarial y deja desprotegidos a los trabajadores. No sólo es absolutamente inútil e innecesaria para salir de la actual crisis, sino que además va a agravar aun más la delicada situación del país. La crisis se ha usado como excusa para acceder a las demandas que la patronal ya tenía desde hacía muchos años y sólo benefician a unos pocos.
La CNT se pone en marcha
El sindicato CNT ya se ha puesto manos a la obra. Este jueves a las 20.00 horas se celebrará una asamblea de Secciones Sindicales, afiliados y simpatizantes de El Puerto para coordinar la labor de propaganda. CNT no va a permitir que se coaccione a los trabajadores de nuestra localidad. Hacemos un llamamiento a los trabajadores portuenses cuyos empresarios les hayan amenazado para que no secunden la huelga, para que lo denuncien de forma anónima. Pueden escribir un correo electrónico cntpuerto [at] yahoo [dot] com , asistir a la sede sindical en horario de apertura o sencillamente llamar a nuestros teléfonos.
Sabemos que un paro de 24 horas no va a bastar para parar la Reforma. El 29M no es la culminación, sino el punto de partida de un proceso de movilización que irá creciendo a medida que pase el tiempo. Si no respondemos colectivamente ahora, después será demasiado tarde, y volveremos irremediablemente a condiciones de trabajo propias del siglo XIX.