MARRUECOS: FINALIZA LA HUELGA DE HAMBRE. LOS PRESOS POLITICOS RIFEÑOS CONSIGUEN ROMPER EL AISLAMIENTO

COMUNICADO DE APOYO DEL SOV DE MÁLAGA PARA EL PUEBLO RIFEÑO.

La huelga de hambre de los presos políticos rifeños finalizó habiéndose conseguido el objetivo de romper su aislamiento y denunciar los malos tratos a los que estaban siendo sometidos.

Esta huelga de hambre comenzó este pasado 8 de abril tras confirmarse las penas de hasta veinte años de prisión para algunos de los activistas rifeños del Hirak más destacados, entre ellos Nasser Zefzafi y Mohamed Al-Haki que se cosieron la boca con aguja e hilo en protesta por su injusto encarcelamiento a veinte años de reclusión, así como por la situación de ocupación militar que sufre su pueblo.

El Hirak A Shabaa o Movimiento Popular del Rif ha sido un movimiento social asambleario, pacífico y masivo nacido el 28 de octubre de 2016 en Alhucemas,(norte de Marruecos) cuando el pescador Mojssin Fikri murió asesinado por la policía.

En los meses siguientes el Movimiento Popular Rifeño fue un desborde de dignidad asamblearia que pedía el fin de la corrupción gubernamental, derechos democráticos, libertades y mejoras materiales tales como hospitales y una universidad en Alhucemas, con el fin de mejorar las condiciones de vida del pueblo rifeño y evitar que el exilio-emigración sea la única alternativa para una vida mejor.

Pero la lucha del Rif no es solo una lucha por universidades, escuelas y hospitales en esta región, es una lucha por la libertad, por la dignidad y por un mundo mejor.

A partir de mayo de 2017 se inició una represión masiva que llena las cárceles del estado marroquí con varios cientos de activistas rifeños y ensangrenta las calles de Alhucemas con el asesinato de varios manifestantes por parte de la policía.

A pesar de la liberación de muchos compañeros la ocupación militar del Rif sigue vigente y la dictadura marroquí ha sentenciado a penas durísimas de veinte años de cárcel a las personas que se destacaron más en la lucha.

Queremos expresar todo nuestro apoyo y solidaridad a los compañeros presos, a sus familias y a todo el pueblo del Rif.

Exigimos la liberación inmediata de todos los compañeros que aún siguen presos

y el cumplimiento de las justas demandas del pueblo rifeño.

Así mismo denunciamos la hipócrita política exterior del estado español que es uno de los principales apoyos de la infame dictadura de Mohamed VI.

Debemos denunciar igualmente el papel cómplice con el estado marroquí de los principales medios de comunicación españoles que han ignorado de manera interesado un hecho tan trascendente como esta huelga de hambre que ha llegado a movilizar a miles de personas en las calles de Rabat en apoyo a los compañeros presos.

No se nos escapa que este desinterés interesado de las oligarquías del estado español por silenciar la represión en Marruecos está directamente relacionado con las actividades de las multinacionales españolas en el país vecino y su vergonzosa alianza con la dictadura de Mohamed VI.

Ante esta realidad es necesaria es ampliar la lucha de los trabajadores por encima de las fronteras arbitrarias que nos imponen los estados.

Hacemos un llamamiento a todos los sindicatos de la Confederación Nacional del Trabajo para que le den máxima visibilidad y apoyo a la lucha del pueblo rifeño, para que apoyen con acciones directas no violentas a nuestros compañeros presos, con concentraciones, manifestaciones, difusión de información y guerrilla informativa, boicots, huelgas…

Pero para ello el primer paso ha de ser la información y la construcción de redes con las compañeras y compañeros del Hirak. Debemos destacar que la llegada de compañeros rifeños refugiados aunque silenciada es constante y no ha terminado. Estos compañeros deben saber que en los sindicatos de CNT tienen un lugar amigo de apoyo y lucha.

En este sentido animamos a las compañeras y compañeros del MPR a trabajar con la CNT para que podamos juntas luchar con más fuerza. Una acción eficaz en este sentido solo será fruto de un trabajo conjunto, organizado y constante en una lucha que se intuye larga pero de la cual estamos seguros terminará con la victoria del pueblo rifeño.

Nos alegramos profundamente de la reciente victoria de los compañeros presos que ha sido fruto de su valor y tenacidad y de la movilización de miles de personas en las calles de Rabat.

Es necesario que los trabajadores que vivimos a este lado del Estrecho nos sumemos a esta lucha con el mismo entusiasmo con que lo hacen los trabajadores de Alhucemas, Nador o Rabat.

Llamamos a todas las trabajadoras y trabajadores, del estado español, a los de Marruecos, a los de los territorios del Sáhara ocupado y a los del mundo entero a apoyar esta lucha tan llena de justicia.

En la CNT un nexo profundo nos une como sindicato al pueblo rifeño.

Retrasamos nuestro propio congreso de fundación porque nos pusimos a construir barricadas en las calles de Barcelona contra la guerra del Rif allá por 1.909.

En 1.921 fuimos los únicos en señalar que la solución al “problema de Marruecos” no era más sangre sino dejar de cometer crímenes de guerra contra el pueblo rifeño.

Nos opusimos desde el comienzo y en todo momento a la guerra del Rif y animamos a nuestros afiliados a votar… con los pies, rechazando el alistamiento militar. Nos enorgullecemos de haber llamado a la deserción entonces y de no formar parte de los crímenes contra la humanidad que aún hoy deberían avergonzar al estado español.

Desgraciadamente durante muchos años no hemos podido hacer efectiva una verdadera colaboración entre la clase obrera de ambos lados del Mediterráneo. Fruto de esta derrota fueron las terribles dictaduras de Franco y Hassan II cuyas estructuras aún perviven en los estados español y marroquí.

Sin embargo los instrumentos para hacer efectivo este internacionalismo resurgen paso a paso como da cuenta la fundación de la Confederación Internacional del Trabajo de la cual forma parte la CNT en este año pasado de 2018.

Por eso animamos a las compañeras y compañeros rifeños y a las de todo el Magreb que formen sindicatos independientes de los partidos políticos y que entren en contacto con la recientemente formada Confederación Internacional del Trabajo para luchar con más efectividad formando secciones o grupos de amigos de la CIT en el Magreb.

La lucha de los trabajadores, la lucha de las mujeres, la lucha contra la opresión de los pueblos y la lucha contra la dictadura de Mohamed VI es una misma lucha, por eso exigimos no solo la liberación de los presos rifeños sino de todos los presos políticos en las cárceles de Marruecos.

¡LIBERTAD PRESOS POLITICOS!

¡ABAJO LA DICTADURA DE MOHAMED VI!

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO RIFEÑO!