Memorándum de verano. Retos para el próximo curso

GENÍS FERRERO | SECRETARIO DE ACCIÓN SINDICAL Y JURÍDICA DE CNT VALLÉS ORIENTAL

Aprovecho estas semanas veraniegas para hacer repaso del trabajo realizado en el sindicato el último curso, pero sobretodo me interesa dónde nos ha llevado este trabajo y qué retos nos plantea otoño.

El último curso nos
ha llevado a consolidar presencia en nuevas empresas y sectores, de
una parte gracias al trabajo de formación continuada que viene
haciendo el sindicato y se ha mostrado eficaz y necesario (cursos de
acción sindical, negociación colectiva, derechos laborales básicos,
perspectiva de género o específicos del sector metal…), y de otra
parte de la propia aplicación y desarrollo de los acuerdos sobre la
materia del XI Congreso de CNT. Se ha logrado fortalecer el músculo
sindical con la firma o impulso de nuevos convenios de empresa, que
puedan poner solución a la precariedad laboral que cada vez se va
extendiendo más.

Se ha logrado fortalecer el músculo sindical con la firma o impulso de nuevos convenios de empresa

Por otro lado, la
participación del sindicato en luchas sociales o que superan el
marco clásico del sindicalismo nos fortalece como organización. El
8M, la lucha contra la privatización de los servicios públicos
catalanes (“Llei Aragonès”), nuestro apoyo e implicación en
huelgas sectoriales de Cataluña como en la sanidad o la educación,
o iniciativas menos visibles como el apoyo a la lucha por la
regularización de la clase obrera inmigrante (l@s “sin papeles”)
de nuestra comarca, entre otras. Son luchas sociales que expanden el
concepto del sindicalismo y abren el abanico de nuestra actuación a
todas las cuestiones que nos afectan como clase, a nuestro ecosistema
social.

Todo ello nos lleva
a tomar posición el próximo curso ante nuevos e importantes retos.
Trasladar nuestra presencia en estas nuevas empresas o sectores con
contenidos reales que puedan de una parte enfrentar la precariedad
laboral reinante y, de otra parte, trasladar esta visión integral de
la sociedad que queremos. ¿Cómo hacerlo? Pues mediante la
negociación colectiva, integrando las necesarias mejoras laborales y
económicas con aspectos estructurales a integrar en los convenios:
blindaje a la reforma laboral, impulso a la representación sindical
y aplicar la perspectiva de género de forma transversal en todos los
convenios.

La negociación colectiva ha de servirnos para no sólo redistribuir la riqueza, sino que nos ha de servir para transformar la realidad modificando las relaciones laborales.

La negociación colectiva ha de servirnos para no sólo redistribuir la riqueza en las empresas y centros de trabajo de forma más justa, sino que nos ha de servir para transformar la realidad modificando las relaciones laborales, dando poder y autonomía a las plantillas y haciendo de nuestra visión anarcosindicalista y de género una realidad palpable.

Otoño empieza un
nuevo curso, y a la CNT se le gira faena.

La entrada Memorándum de verano. Retos para el próximo curso se publicó primero en Confederación Nacional del Trabajo.