La regional catalano-balear de CNT se solidariza con la huelga en Euskal Herria

CNT Cataluña-Baleares ha emitido un comunicado en el que se solidariza con la huelga general convocada para el País Vasco y Navarra el próximo 30 de enero en defensa de unas pensiones públicas dignas.

«Nos solidarizamos con esta huelga y hacemos un llamamiento a las movilizaciones de apoyo. ¡Por la lucha activa contra la explotación!» -concluyen en sus redes sociales.

Reproducimos el comunicado traducido:


Desde hace años, los trabajadores y trabajadoras cada día cobramos menos, tenemos contratos más cortos e inseguros que empeoran nuestra vida. A muchos y muchas nos cuesta cada vez más llegar a fin de mes a causa de la subida de los alimentos, la vivienda, el transporte, las tasas universitarias, la factura de la luz, el agua, etc. El capitalismo cada día es más agresivo: la riqueza es acumulada por unos pocos mientras a la mayoría nos condenan a la precariedad.

Además, vivimos bajo un Estado cada vez más autoritario -ley mordaza, reformas laborales, ley de extranjería, el 135, el 155, represión a los movimientos políticos…- que aplasta a multas y condenas a quien levanta la voz ante la injusticia.

Por todo esto, es muy importante que articulemos una respuesta defensiva ante estas agresiones desde nuestros lugares de trabajo, ya que es allí donde padecemos la explotación directamente. Porque sabemos que la lucha por la democracia no se puede detener a las puertas de los centros de trabajo, ponemos sobre la mesa la necesidad de que el sindicalismo combativo confluya, para que sea una herramienta útil en la defensa de la gente trabajadora.

Este 2019 hemos visto que cuando luchamos, podemos ganar. Las luchas de las camareras de hotel, de las teleoperadoras, Riders, trabajadores de Titán, del Bicing de Barcelona, de Cacaolat o de la fábrica de Stradivarius (Inditex) de Sallent marcan un cambio de tendencia. Estas luchas muestran que un sindicalismo combativo y a la ofensiva es capaz de dar victorias y herramientas útiles para el conjunto de la clase trabajadora.

Además, la clase trabajadora ha demostrado un anhelo de cambio y de rotura contra los agentes legitimadores de la transición, poniendo en cuestión la monarquía o la indisoluble unidad el Estado. Este hecho ha dado lugar a respuestas y propuestas a todos los niveles, como el 15M o el 1O, articuladas a través de un impresionante sindicalismo social que, desde la lucha por la vivienda, la emergencia del movimiento ecologista y feminista, el movimiento por las pensiones públicas, contra las externalizaciones o la ley Aragonès, han sido capaces de sacudir la realidad social. Una prueba evidente es la gran influencia e incidencia en las huelgas generales feministas del 8-M o la del 3-O, después de la brutal ola represiva realizada por el Estado. Ahora, es más necesario que nunca avanzar hacia formas de lucha y cambios culturales que permitan pensar estratégicamente alternativas al capitalismo.

Es por todos estos motivos que el sindicalismo combativo hace un llamamiento a la resistencia y la lucha activa contra la explotación. Es necesario que nos organicemos en centros de trabajo, barrios y pueblos, porque trabajar nos debe servir para vivir y no hemos de vivir para trabajar. Queremos recuperar el salario perdido. Exigimos que el derecho a la vivienda no sea sólo una frase vacía de contenido en un texto legal. No aceptamos que se especule con nuestros hogares de la misma manera que como trabajadores y trabajadoras nos negamos a ser una simple mercadería en venta. Juntas pasamos a la ofensiva en todos los frentes.

Como punto de partida, convocamos a una jornada de movilización el próximo 30 de enero en solidaridad con la lucha de las trabajadoras y trabajadores de Euskal Herria y en defensa de nuestros derechos.

¡Gobierne quien gobierne, seguiremos luchando!

La entrada La regional catalano-balear de CNT se solidariza con la huelga en Euskal Herria se publicó primero en Confederación Nacional del Trabajo.