Trabajo en el campo sí, con derechos

Desde los sindicatos de CNT Andalucía estamos situando el foco de nuestra acción sindical en un sector tan importante en nuestra comunidad como es la agricultura. La campaña de la aceituna en zonas olivareras y la campaña hortofrutícola en el poniente y levante de la provincia de Almería por ejemplo, son dos casos de modelo agrícola totalmente diferentes, pero con un denominador común; la precariedad y los abusos laborales en el tajo.

La campaña de este año, viene marcada por la emergencia sanitaria y las secuelas y peligros de la COVID 19 para miles de temporeros y jornaleras que trabajan en la misma. No es una afirmación gratuita. Algunos de los pricipales rebrotes en la provincia de Almería por ejemplo, han tenido su epicentro en explotaciones agrarias o empresas de manipulado de productos hortofrutícolas. Este virus, nos ha mostrado con toda su crudeza la fragilidad y los déficits del sistema sanitario tras años de recortes en personal y recursos y todo tipo de privatizaciones. Pero también, la enorme importancia del del sector primario, a menudo despreciado y olvidado. Un desprecio y olvido aún más sangrante, cuando se trata del último eslabón de la cadena; los miles de personas, temporales o fijos que se ganan el sustento en la agricultura bajo plástico.

El caso de la provincia de Almería, a los problemas sanitarios derivados de la pandemia, hay que añadir las dilaciones deliberadas para la negociación del convenio provincial del campo; la resistencia cerril desde 2019, de buena parte de la patronal agraria para aplicar las subidas salariales establecidas por los decretos que regulan la subida del SMI; el fraude recurrente a la Seguridad Social, se estima que un 40% de los jornales no se cotizan realmente. Tampoco vamos nos olvidarnos del problema acuciante de la infravivienda, con unos asentamientos cronificados en zonas del levante almeriense que se erigen junto a la prosperidad de grandes propietarios y empresas agrícolas.

Para la presente campaña hortofrutícola, desde la CNT andaluza, a través de los sindicatos existentes de la provincia de Almería exigimos que se tomen todas las precauciones y medidas de seguridad e higiénicas, así como que se cumplan todos los derechos laborales de las personas que trabajan temporalmente o de forma indefinida en los invernaderos. A medio y largo plazo desde CNT reivindicamos 60€ por jornal. Un sector considerado esencial tras la irrupción de la COVID19 no puede seguir teniendo a sus trabajadores y trabajadoras en la precariedad económica. ¡Hay que organizarse! La CNT es una buena herramienta para ello. Para cualquier duda, consulta jurídica o sindical, incumplimiento de convenios o medidas sanitarias, acude al sindicato de CNT de tu localidad o más cercano.

¡Por tu salud y dignidad!

  • Ningún jornal por debajo del SMI
  • En el caso de eventuales con menos de 120 días en la misma empresa 49,99€
  • Cotización de todos los jornales
  • Más Inspecciones de Trabajo
  • Respeto a las medidas de seguridad
  • Suministro de mascarillas y EPIs
  • Información sobre la prevención de riesgos
  • Viviendas dignas para las personas temporeras
  • Cumplimiento de los convenios

La entrada Trabajo en el campo sí, con derechos se publicó primero en Confederación Nacional del Trabajo.